Latin American Thoroughbred

EL DIARIO LATINOAMERICANO DE LAS CARRERAS

Winx se hace eterna

Internacional / 28.10.2018

COX-PLATE-2018-1

Sábado, cinco de la tarde, toda Australia se puso delante del televisor por unos minutos para ver en acción a Winx (Street Cry). Miles de aficionados hacían lo propio en cada rincón del planeta, conscientes de estar viviendo un hecho histórico.

“Estoy muy emocionado, pero la electricidad que ha recorrido todo mi cuerpo al desembocar en la recta final ha sido algo que nunca había sentido y que espero hayan experimentado también todos los que estaban viendo la carrera” afirmaba abrumado su inseparable Hugh Bowman.

Atrás quedaba una nueva exhibición que nos dejó imágenes para el recuerdo, como ese avance por el exterior, sin moverse, que protagonizó en la última curva, mientras rivales de la talla de Benbatl (Dubawi), Humidor (Teofilo) o Rostropovich (Frankel) cedían pese a ser exigidos por sus jinetes, y los últimos 200 metros en los que la yegua se hizo eterna.

En frente de las 38.035 personas que acudieron a Moonee Valley, por las 32.617 del año pasado, Winx despejó las dudas -algunos, pocos, las tuvieron- y demostró por qué es considerada el mejor caballo del mundo. De paso, Bowman se sacudió la presión tras un año en el que todo el equipo, que capitanea Chris Waller, tuvo un único objetivo en mente: ser los primeros en ganar cuatro veces la Cox Plate (G1). “Esta última semana la sentí realmente, mucho más que en otras ocasiones” admitía Bowman antes de confesar como trató de abstraerse de la misma. “El jueves, llamé a algunos amigos cercanos simplemente para charlar un poco. Llamé también a mi primo Stuart a su casa de la granja para hablar del mercado de ganado, del que no tengo ni idea. Intenté hacer cosas para mantener mi mente ocupada y montar la noche anterior -ganó con Brave Smash el Manikato Stakes (G1)- fue de gran ayuda”.

El preparador era uno de los más emocionados, incapaz de contener en varias ocasiones el llanto mientras contemplaba la reacción del público allí presente. "Realmente no he tenido la oportunidad de pararme a reflexionar sobre lo que ella significa para todas estas personas", dijo Waller mientras escudriñaba a la multitud. "Lo escuchas pero no lo ves a menudo y, probablemente, me lo lleve (ese momento) conmigo por el resto de mi vida”.

Respecto al futuro de Winx, desde Dubai sueñan con un duelo con Enable (Nathaniel), no era el momento de hablar. Era la ocasión de disfrutar y saborear cada instante de una tarde de sábado inolvidable.


Frankel y Zenyatta sufren los daños colaterales

Además de los Benbatl, Humidor y compañía, a los que superó en su cuarto Cox Plate,  la victoria de Winx tuvo otros ilustres damnificados: Frankel (Galileo) y Zenyatta (Street Cry), con los que compartía un récord que ha quedado en su haber, el de triunfos consecutivos en pruebas del Grupo 1. ‘The Queen’, como la llamaban en los Estados Unidos, ganó sus primeras 19 carreras, las últimas nueve al máximo nivel, mientras que el pupilo de Sir Henry Cecil, invicto en 14 salidas, ganó el mismo número de Grupos 1, desde las 2000 Guineas, en abril de 2011, hasta el Champion Stakes, en octubre de 2012. Winx suma con el de ayer,  una serie de diez victorias que arrancó el año pasado en el George Main Stakes.