Latin American Thoroughbred

EL DIARIO LATINOAMERICANO DE LAS CARRERAS

Timeless Call dio el salto de calidad

Carreras / 15.10.2018

TIMELESS-CALL-(9)

El Clásico Vicente L. Casares (G2-2500 metros) se presentaba bastante abierto para los ocho protagonistas que salieron a pista. La mayoría de ellos había cumplido actuaciones destacadas a lo largo del año, pero no tan brillantes como para pretender salir de una segunda línea dentro de la categoría de los stayers adultos. La carrera representaba una prueba de fuego para ellos y nada menos que en un Grupo 2.

Y el que aprobó el examen fue Timeles Call (Mount Nelson), que no conocía Palermo y recién había escalado hasta los 2400 metros en su última aparición en la arena de San Isidro. Pero a la hora de la verdad, exhibió clase como para sumar su primer éxito jerárquico y demostrar que a los cinco años todavía puede aspirar a mucho más.

De hecho ayer anotó su nombre en una competencia con historia, por la que han transitado buenos caballos a lo largo de los años. Y lo hizo con contundencia, marcando diferencias en los tramos decisivos tras cargar a la par de Paddock Seattle (Seattle Fitz), la única yegua del lote, que respondió muy bien ante los machos.

La carrera se hizo con el puntero Ganger (Lingote de Oro) marcando el camino hasta los albores de la recta, seguido por su hermano paterno Gold Spurs, Timeless Call, Paddock Seattle y Marcus Aurelius (Catcher in The Rye).

En el derecho dio por cumplida su misión el líder y dominó fugazmente Gold Spurs, pero rápidamente arremetieron por fuera vencedor y escolta, mientras desde más lejos intentaba arrimarse Marcus Aurelius, pero no con la fuerza de sus mejores tardes.

En los 250 pasaron apareados Timeless Call y Paddock Seattle pero la lucha duró poco. Enseguida el conducido por Adrián Giannetti empezó a marcar diferencias que terminaron siendo de dos cuerpos y medio en la línea de sentencia a la que arribaron en 2m36s26/100. Tercero, al pescuezo, llegó Marcus Aurelius, que logró descontar en los 200 finales pero no lo suficiente.

“La verdad es un caballo macanudo, un fondista nato que agarró muy bien esta cancha al pisarla por primera vez. Tuve la suerte de poder correrlo en cada una de sus entregas desde que vino a Buenos Aires y la verdad es que me ha dado grandes satisfacciones. Merecía un triunfo como el de hoy”, señaló Adrián Giannetti, de gran labor sobre el héroe de la tarde palermitana.

Y con respecto al futuro, confió: “Es un caballo que en la distancia debería seguir corriendo bien. En la arena se maneja bárbaro, pero también supo ganar cómodo en el césped. El entrenador decidirá pero creo que en donde corra será protagonista”.

Fue la quinta victoria de la breve campaña oficial de Timeless Call, que consta de tan sólo diez presentaciones. Anteriormente había arrancado con actuaciones en el terreno extra en Tucumán, pero ante la falta de carreras de fondo su propietario decidió apostar a los máximos y vaya que le fue bien. Un 50 por ciento de eficacia no es para despreciar y por lo que mostró el hijo de Mount Nelson en la tarde de hoy, las alegrías seguirán llegando.   

Timeless Call es hijo de  Mount Nelson (Rock Of Gibraltar), padrillo líder con su tercera producción en 2013 en Europa, y Fraulien Eva (Lode), ganadora en San Isidro, que ya produjo ganadores como Fraulien Kim  (Put it Back) y Majestic Empress (Forestry). Su segunda madre es Fricote (Ogygian), con victorias en Estados Unidos y responsable de Fricoteiro (Lode), ganador de 3 carreras en San Isidro y placé del Clásico Competencia (L).