Latin American Thoroughbred

EL DIARIO LATINOAMERICANO DE LAS CARRERAS

Holy Day no se toma vacaciones

Carreras / 27.10.2018

HOLY-DAY-(3)

En menos de dos meses Holy Day (True Cause) pasó de ser una debutante que salió de pobre a más de 35 pesos por cada uno apostado, a ser una ganadora clásica en la siempre compleja pista de césped de Palermo y superando a yeguas mayores.

Y la verdad es que en el Clásico The Japan Racing Association (L-1400 metros) la representante del stud Aguarenas dejó una imagen inmejorable. Salió adelante, con claras ventajas sobre el resto, y a pesar de imprimirle un ritmo veloz a la competencia (45”92/100 y 1’8”42/100), terminó ganando con claridad y a yeguas buenas.

Es cierto, recibió cinco kilos de ventaja de parte de sus oponentes. Pero éstas la superaban ampliamente en experiencia. Y esta última diferencia no se notó en el pasto palermitano, cancha que pisaba por primera vez la pupila de José Lofiego.  

Pisó la recta con cómodas diferencias y ahí Jorge Ricardo la abrió a más de media cancha para que se sintiera más cómoda. Y siguió: terminó arribando al disco en 1m20s31/100 con cuerpo y medio de ventaja sobre Lost Treasure (City Banker), en tanto que tercera arribó la favorita College Girl (Greenspring) a medio cuerpo más.

“Es una potranquita muy corredora, que nos había dejado gran impresión al debutar pero falló inesperadamente en su segunda presentación. Si bien esa carrera era brava, pensé que iba a dar mucho más. Por suerte, en la siguiente volvió a ser la misma del debut y esta vez ratificó que es un elemento de gran calidad”, señaló Ricardinho, quien condujo en cada entrega a la criada por Marcos Ayerza

“Recién se está haciendo, todavía tiene mucho para progresar. Le veo muy buen futuro y no me extrañará que siga sumando a la brevedad en los próximos clásicos”, agregó el brasileño, que volvió a regalar besos en la herradura de los vencedores.

Tres victorias en cuatro salidas a pista, una récord más que importante para una potranca que recién se inicia como Holy Day. Arrancó tarde y se perdió el proceso selectivo de su generación, pero rápidamente empezó a recuperar el tiempo perdido. Y sin duda seguirá siendo protagonista, tiene con qué.

Halo Day es hija de True Cause (Storm Cat) e Intense Day (Halo Sunshine), ganadora de dos carreras en Palermo y San Isidro, y madre de la también vencedora Orchard Road (Storm Surge). Su segunda madre es Intense Stripes (Candy Stripes) que sumó triunfos en Palermo y es responsable, entre otros, de Intense Look (Halo Sunshine), laureada en los clásicos J. V. Maqueda (G3), Manuel F. y E. Gnecco (G3) y República del Perú (L).