Latin American Thoroughbred

EL DIARIO LATINOAMERICANO DE LAS CARRERAS

Hat trick de Gosden

Internacional / 21.10.2018

Gosden-Champions-Day

John Gosden, el gran entrenador del sombrero, firmó un recital en la reunión del Qipco Champions Day Día, en Ascot. Ganó tres de los cinco grupos que se disputaron y solo el tercer puesto de Lah Ti Dar (Dubawi), la gran favorita del British Champions Fillies & Mares Stakes (G1) le privó campeones del póker.

Algunos pensarán que lo logró con tres campeones y tratarán de restarle mérito. ¿Fácil?, ni mucho menos… Gosden supo manejar los distintos escenarios

Stradivarius (Sea the Stars) confirmó que es el mejor fondista de Europa al ganar la Long Distance Cup (G2), una victoria que suma a la Yorkshire Cup (G2), Gold Cup (G1), Goodwood Cup (G1) y Lonsdale Cup (G2) despidiendo la temporada invicto. Mantener a un caballo en este nivel de estado de forma en pruebas de aliento no es nada sencillo.

Roaring Lion (Kitten's Joy) se enfrentó a un desafío en el Queen Elizabeth II Stakes (G1) al regresar a la milla, en un terreno blando, cuando inicialmente estaba previsto que disputase el Champion Stakes (G1), sobre 2.000 metros, distancia en la que venía de obtener tres triunfos de Grupo 1 consecutivos (Coral-Eclipse, Juddmonte International Stakes y QIPCO Irish Champion Stakes).

Y, finalmente, Cracksman (Frankel) se exhibió en el sobrevoló el Champion Stakes (G1). Después de un comienzo de año brillante, con una victoria en el Prix Ganay (G1), el hijo de Frankel decepcionó: ganó la Coronation Cup (G1) in extremis, para ser derrotado posteriormente en el Prince of Wales's Stakes (G1). John Gosden tomó la decisión de evitar el Qatar Prix de l'Arc de Triomphe (G1) y le puso anteojeras para su última cita de su carrera. El resultado le dió, nuevamente, la razón… ¡Chapeau!

John Gosden es un hombre grande, tanto si nos referimos a su tamaño como a su talento. Lo demostró, una vez más, hace quince días: preparar Enable (Nathaniel) para el Arco después de su lesión, y ganar la carrera, no es nada sencillo. Gosden ha ganado el Irish Champion Stakes, el Qatar Prix de l'Arc de Triomphe y el Champion Stakes con tres caballos diferentes: Roaring Lion, Enable y Cracksman. Lograr tal hazaña en las tres grandes carreras de otoño de media distancia está al alcance de muy pocos. Por eso, señor Gosden, nos quitamos el sombrero.


Stradivarius pudo con todos

A pesar de tener a toda la armada de Coolmore en su contra, Stradivarius ganó la Long Distance Cup. Lanfranco Dettori dejó claro desde el primer instante que iba a por todas al colarse por un hueco imposible junto a los palos. Stradivarius respondió perfectamente y resistió el ataque de Thomas Hobson (Halling), segundo a un cuerpo y medio, mientras que la teórica primera opción de O’Brien, Sir Erec (Camelot) fue tercero, a más de dos largos.


Sands Of Mali fue el invitado sorpresa

El francés Sands of Mali (Panis) protagonizó la sorpresa en el Qipco British Champions Sprint Stakes (G1). Desahuciado en las apuestas (28/1), ganó su primer Grupo 1 en una pista de Ascot que, decididamente, le gusta mucho. De hecho, hasta ayer, su mejor actuación era el placé a menos de un cuerpo del ganador en el Commonwealth Cup (G1) en Royal Ascot.

El tres años batió con autoridad a rivales más experimentados como Harry Angel (Dark Angel), su escolta, Donjuan Triumphant (Dream Ahead) que ocupó el tercer lugar, y Brando (Pivotal), ganador del Larc Prix Maurice de Gheest (G1) en 2017.


Y Galileo pasó a Sadler’s Wells...

El récord finalmente ha caído. Con su victoria en QIPCO British Champions Fillies & Mares Stakes (G1), Magical permitió que su padre, Galileo, superara a su abuelo Sadler's Wells en ganadores de Grupo 1. Ya son 74, aunque aún necesita 16 para romper el de Danehill. Este año, ha agregado cuatro -los otros son Kew Gardens, Flag of Honor y Forever Together- y si continúa con este ritmo, su 90º ganador de Grupo 1 será un potro o potra que nacerá en 2019.

El plan de Aidan O'Brien funcionó a la perfección. Para ello contó con seis yeguas, pero la victoria fue para Magical y no solo porque tenía a Ryan Moore en la silla. Su entorno quedó satisfecho con su décimo lugar en el Arco del Triunfo y la potra estaba más fresca. Necesitaba una buena carrera, un poco de suerte y también que su rival más peligrosa acusara el esfuerzo del St. Leger. Estas tres condiciones se cumplieron y Magical finalmente consiguió su primer Grupo 1 en su sexto intento en este nivel.

Un corazón de león para el Jeque Fahad y su majestad

El Queen Elizabeth II Stakes (G1) es la carrera de Su Majestad la Reina de Inglaterra, y el Jeque Fahad Al Thani estaba a su izquierda para empujar a su Roaring Lion a un triunfo final. El potro no pudo decepcionar a Su Majestad -¿apostaría por él?- y el joven y apasionado inventor de este día de los campeones británicos. El tordillo se reinventó como millero e hizo su trabajo hasta el final. En estas condiciones, no se le podía pedir el destello de clase. No le gustan los terrenos pesados, prefiere los 2,000 metros, y además ha firmado tres de sus cuatro victorias de Grupo 1 por un pescuezo y siempre por delante de un Coolmore. El mejor Roaring Lion, lo vimos en el Juddmonte International Stakes.

 

Y ahora, que pasen las chicas

Desde hoy, podrá, sin avergonzar a nadie, ocuparse de lo que más le gusta: las yeguas. ¡Y mucho mejor si son hermosas y buenas! Cracksman se despidió de la pista a lo Cracksman, de una manera brutal y dominante, sin la delicadeza de los artistas, pero con toda la eficiencia. Por una vez, el hombre -John Gosden- ganó la batalla con el caballo. Logró convencerlo de que todavía tenía que ocuparse de las carreras antes de divertirse. El Cracksman II es, según los handicappers de Racing Post, igual al del año pasado. Obtuvo una valoración de 131 libras al final de una carrera que el tercer puesto de Subway Dancer (Shamardal) hace que sea un poco difícil de interpretar.