Latin American Thoroughbred

EL DIARIO LATINOAMERICANO DE LAS CARRERAS

Blue Prize se lució con suspenso para el festejo premium de Correas

Internacional / 08.10.2018

Blue-Prize-Correas

A cuatro semanas de disputarse la Breeders’ Cup, Blue Prize (Pure Prize) les mandó ayer un mensaje a las que quieran darle batalla en el Distaff (G1). No le importó la largada incómoda por afuera de las diez rivales ni el nuevo jockey ni que cuando pasara a ganar en el derecho se viera lo suficientemente sola como para distraerse, espantarse y ponerse a transitar la segunda mitad de la recta como si estuviera eludiendo conos y no hubiera adversarias acelerando detrás. Así y todo, la yegua argentina se llevó el Juddmonte Spinster por tres cuartos de cuerpo en los 1800 metros de arena de Keeneland, otra vez dejando en el sitial de escolta a la local Champagne Problems (Ghostzapper), pero ahora en un Grupo 1, el primero de su cosecha norteamericana, al igual que para su entrenador, Ignacio Correas.

Después de estar a la expectativa, corriendo más parecido a lo que lo hacía en la Argentina que en las últimas entregas, también exitosas, en los Estados Unidos, Blue Prize aceleró por afuera en la última curva y pasó a ganar con autoridad antes de abordar el tiro recto. En segundos, pasó de octava a primera y la impresión sería de por cuántos cuerpos lograría su tercera victoria consecutiva. Pero fue como si decidiera darle emoción a la carrera o poner a prueba el ritmo cardíaco de sus allegados y los reflejos de Joe Bravo. Entonces, la diferencia se redujo considerablemente con las que avanzaban por adentro mientras el jinete hacía equilibrio y le recordaba que aún quedaba un tramo por recorrer sin vivorear para quedarse con el cotejo del medio millón de dólares en premios.

Ignacio me advirtió antes de la carrera que mantuviera la atención siempre en ella. No me dijo que esto sucedería, pero sentí que ella sabía lo que estaba haciendo”, describió el jockey, debutante en la silla a la que este año se habían subido el francés Julien Leparoux y el puertorriqueño José Ortiz, ambos rivales en esta ocasión y lejos de la definición en las riendas de Talk Veuve to Me (Violence) y la favorita Eskimo Kisses (To Honor and Serve), dos potrancas de 3 años a las que las mayores les hicieron notar el cambio. Quedaron sexta y séptima, respectivamente.

Le dije a Joe que tuviera cuidado porque una vez que llegara a la delantera y tuviera todavía un tramo por recorrer podría distraerse. Me sorprendió, pero gracias a Dios fue un final feliz, todo terminó bien”, confesó Correas, que recibió a la yegua el año pasado con la misión de potenciar a la ganadora del Gran Premio Selección (G1) de 2016. En doce presentaciones a su mando gestó cinco triunfos y apenas en una ocasión terminó detrás del tercer puesto, en su reaparición en Oaklawn Park en marzo pasado.

Desde entonces fue otra yegua, más sólida. Y obtuvo el primer lugar en cuatro de las cinco carreras que le siguió a ese traspié en el Azeri Stakes (G2-1700 m), en una distancia que para Nacho se corre más ligero y ella no se siente a gusto. Pero esta vez con ese bonus track del Grupo 1 que buscaba el preparador argentino desde que volvió a trabajar solo y relanzó su carrera profesional. Y aunque ya había logrado su pasaporte al Distaff con el éxito en el Fleur de Lis Handicap (G2), reforzó su lugar en la gatera de la prueba del 3 de noviembre próximo con este nuevo impacto en una clasificatoria por el sistema “Win and You’re In”.

Con siete triunfos, cinco de ellos en los Estados Unidos y cuatro en la actual temporada, Blue Prize dejó en claro que es una de las grandes referentes de la categoría en la pista de arena. Y por si fuera poco, la serie se hará en Churchill Downs, lo que equivale a decir su trazado favorito. Soñar en grande es inevitable.

Quienes me confiaron la yegua me dijeron que era muy valiosa y puedo agregar que además es muy especial. En el momento que me la trajeron, apostaron por un entrenador que tenía entre 25 y 30 caballos. No sé si todos harían eso. Tengo que estar muy agradecido a Merriebelle Stables por la oportunidad de entrenarla”, agregó Correas, en otro fin de semana inolvidable, que incluyó el placé de Dona Bruja (Storm Embrujado) a la cabeza en el First Lady Stakes (G1), en la tarde del sábado en el césped del mismo hipódromo.