Latin American Thoroughbred

EL DIARIO LATINOAMERICANO DE LAS CARRERAS

As del Paraíso está de regreso

Carreras / 29.10.2018

6°-AS-DEL-PARAISO-(6)

Parece extraño, pero es así. Desde el 20 de marzo, As del Paraíso (Angiolo), el potrillo sensación del primer trimestre en el Bosque que había logrado cinco triunfos en seis salidas a la pista, no había vuelto a poner su chapa al tope del marcador.

Hasta ahí el representante del stud Destellos de Luna no había escalado más allá de los 1200 metros. Y no había dejado dudas, con su gran golpe de velocidad inicial y su resistencia para contener alguna osada arremetida de sus rivales de turno.

Pero al buscar la media distancia, si bien no lo hizo nada mal -fue segundo en Palermo en el Gran Premio Montevideo (G1) y también en la Polla de Potrillos (G3) platense-, no se mostraba como al inicio de su campaña.

Por eso, a nuestro juicio con buen criterio, los encargados de dirigir su campaña dieron un paso atrás y volvieron a las pruebas de velocidad en el Clásico Benito Lynch (G3-1200 metros) disputado ayer en la Ciudad de las Diagonales. Y vaya que les fue bien.

“La idea era buscar el techo del potrillo, pero nos dimos cuenta que la milla no era su fuerte, más allá que cumplió ante rivales buenos, como Imagen de Roma que después se consagró en el Jockey Club. Nos dimos cuenta que su fuerte estaba en las pruebas más cortas y la verdad es que volvió de la mejor manera”, señaló Jonathan Ramallo, entrenador del héroe de la tarde.

Esta vez el potrillo tomó la punta desde el vamos y resistió sin mayores dificultades el asedio al que lo sometió durante gran parte del trayecto Jack Of Hearts (Stay Thirsty), que cumplió en su regreso al escenario de sus dos triunfos.

En tanto, tercero se ubicaba Compadrón Key (Key Deputy), el ejemplar que venía dominando las pruebas reservadas para sprinters en el Sur, pero esta vez no pudo seguirles los pasos a los dos principales rivales que le salieron al cruce, que desde temprano le imprimieron un ritmo ligero a la carrera.

Vinieron en 23s60/100 para los 400 y 46s41/100 para los 800 y aflojaron un poco arriba, pero los que venían atrás no los pudieron seguir. En el cierre el representante del stud Elsie se le volvió a acercar al conducido por Walter Aguirre, pero en el disco, al que arribaron en 1m11s60/100, quedó a tres cuartos de cuerpo. El resto estaba en otra cosa.

“Ganar una carrera así, en la antesala del Clásico Ciudad de La Plata, es muy positivo. A esa carrera va a llegar mejor. Sé que va a ser más picante que esta vez, porque además es muy numerosa por lo general y hay que chocar con los caballos adultos. Pero vamos a estar y soy muy optimista. Es un caballo sano, que come bien, no hace problemas a la hora de varearlo. En fin, es de esos caballos que uno sueña entrenar”, remata Ramallo a quien se lo nota ilusionado con repetir el festejo el 19 del mes próximo.

Fue la sexta victoria en doce presentaciones para As del Paraíso, la primera en siete meses que llegó en el momento justo, a poco menos de un mes de su compromiso cumbre de la temporada. Resistió en el cierre ante un rival muy duro y ahora irá ante los mayores con las mejores perspectivas de cerrar bien alto una temporada magnífica para él y su gente.  

As del Paraíso es hijo de Angiolo (Grand Reward) y Magnetica Llers, ganadora de 2 carreras en La Plata. Su segunda madre es Inevitable (Interprete), que se impuso en Palermo y es responsable de Morador Llers (Llers Fitz), laureado en el Gran Premio Gran Criterium (G1), placé en el Especial Copa Bullrich, y tercero del Gran Premio Raúl y Raúl E. Chevallier (G1).