Latin American Thoroughbred

EL DIARIO LATINOAMERICANO DE LAS CARRERAS

Merecido festejo de Alampur que apunta al Dardo Rocha

Carreras / 21.09.2018

5°-ALAMPUR-(13)

Venía pegando en el poste Alampur (Catcher in The Rye), pero al fin se le dio el primer éxito jerárquico. Una victoria que merecía largamente por la buena campaña que había realizado en San Isidro en un inicio para luego trasladar sus cualidades al Bosque platense donde ayer se adjudicó el Clásico Stud Book Argentino (L-2200 metros), una de las pruebas que sirven de preparación para el Gran Premio Dardo Rocha del próximo 19 de noviembre.

“Es raro que recién haya conseguido su primer clásico, porque es un caballo al que siempre le tuve un altísimo concepto, incluso desde antes de debutar. Arrancó un poco tarde su campaña pero fue madurando de a poco y esta vez mostró lo mejor de sí. Tiene gran clase y merecía un triunfo de esta naturaleza”, señaló Jorge Mayansky Neer, el entrenador del héroe de la tarde.

Y la verdad es que mirando la cartilla del representante del stud Asunción, hay que darle la razón al trainer. En San Isidro ganó y perdió por poco ante caballos muy buenos como Tiger Feet (Campanologist), ganador del Gran Premio General San Martín (G1), e Indio Hipólito (Indygo Shiner), vencedor del Hándicap El Serrano.

Y en La Plata, hipódromo que conoció recién en julio de este año, impuso condiciones en su primera actuación, en una prueba condicional, para luego perder con El Pendex (Jump Start), que hoy volvía a ser rival, y el brasileño Ferroseed (Wild Event), que lo quebró en los metros finales del Clásico Bernabé (2400 metros) cuando parecía un hecho su primera victoria fuera del terreno ordinario.

Pero esta vez la suerte cambió. Wilson Moreyra, en otra gran faena, lo trajo entretenido durante la primera parte del recorrido. En los 1000 lo puso tercero y adelantó en el codo para entrar a la recta segundo, pegado a Amiguito Ciro (Mutakddim), que había peleado por la punta desde los tramos iniciales de la competencia.

La lucha no duró mucho. En los 250 pasó a dominar el vástago de Catcher in The Rye y de ahí hasta el disco logró sacarle ¾ de cuerpos al representante del stud Don Nico, que corrió bárbaro reapareciendo tras diez meses de ausencia. Tercero quedó El Pendex, pero lejos, sin rendir del modo en que lo suele hacer sobre pista alterada.

“Ahora vamos directamente al Dardo Rocha, que fue la meta que nos propusimos cuando lo trajimos por primera vez a este escenario. Repito: para mí es un pingo que corre en todos lados, pero a esta cancha se adaptó fenómeno y merece ser protagonista de una carrera tan importante como la de noviembre”, remató Mayansky Neer, quien a la vez confió que el criado en el Haras Santa Inés “seguramente hará el viaje junto a Lencelot, a quien voy a presentar en el Gran Premio Joaquín V. González”.

Fue la cuarta victoria de Alampur en una campaña que tan sólo cuenta con 11 salidas a la pista. La décimo segunda, de no mediar cambios de último momento, tendrá lugar en el cotejo cumbre de la hípica platense. Y no tengan dudas que el Catcher in The Rye será figura estelar, más ahora que se diplomó de caballo clásico.

 

Alampur es hijo de Catcher In The Rye (Danehill), líder de la Estadística General de Padrillos en la Argentina en 2016 y 2017, y Alzehba (Elusive Quality), ganadora en los Estados Unidos y responsable de los también vencedores Terfaashah (Daaher) y Arlara (Invasor). Su segunda madre es Aqaarid (Nashwan), laureada en el Fillies’ Mile (G1) y Gainsborough Stud Fred Darling Stakes (G3). Su tercera madre es otra yegua de grupo, Ashayer (Lomond), que ganó el Prix Marcel Boussac (G1) y el Prix De Psyche (G3).