Latin American Thoroughbred

EL DIARIO LATINOAMERICANO DE LAS CARRERAS

Cibeles le hizo sentir la inactividad a Bamba y Bamba

Carreras / 10.09.2018

Cibeles-Uruguay

El primero de los clásicos de la extensa jornada dominical de Maroñas, el Uruguay (G3), permitió ver a Cibeles (Ecclesiastic) en su rol de dominadora de la especialidad. Por la forma en la que venció en los 1600 metros de arena y porque no necesitó de la presencia de su compañera de equipo Playera (Cagney), que quedó en su box, para hacerle sentir la inactividad a Bamba y Bamba (Smarty Jones), la ganadora de la Polla de Potrancas del año pasado y ahora su escolta desde seis cuerpos y medio, en su regreso a las competencias luego de casi diez meses.

Terminó siendo un monólogo de la reservada del haras La Horqueta, aunque no pudo unir ambos extremos de un viaje, como parecía proponérselo Luis Cáceres, su jockey. Fiel a su estilo, la norteamericana Sun Goddess (A Little Warm) salió decidida a no ceder el liderazgo y obligó a una segunda jugada a la favorita, cuyo jinete la contuvo luego de ver que no tenía una adversaria dispuesta a facilitarle las cosas. Entonces, debió serenarla y cambiar de andarivel, para poder encarar la recta final por afuera de la tozuda puntera.

Fue ese tramo el que despejó cualquier duda sobre la superioridad de Cibeles, que volvió a estar junto a la estadounidense a cinco cuadras del final, pero ahora a su derecha, y comenzó a dejarla atrás sin acelerar a fondo. Tampoco lo había hecho Bamba y Bamba hasta allí, especulando con el desgaste de ellas, pero cuando apuró la marcha la más liviana del lote –410 kilos– no pudo ni acercarse a la vencedora, a la que nunca se le reclamó un esfuerzo extra en el final y se desprendió con abrumadora autoridad.

Para la escolta, la satisfacción de estar otra vez en la batalla y el aviso de que ahora en la media distancia hay una yegua que ha puesto la vara muy arriba. Como para tener presente que no será suficiente salir a la cancha con los antecedentes de ser una de las mejores de la generación 2014, con nueve triunfos en 16 pruebas. Cibeles, que llegó a la sexta foto en 18 presentaciones, edificó en su campaña de adulta una evolución que le permite ser ahora ella la referente de esa camada.

Cibeles es hija de Ecclesiatic (Pulpit) y Hera (Robin des Pins), no ganadora pero que ha visto cómo sus hijos suman ya 17 triunfos. Es, además, propia hermana de Lady Lilith (Ecclesiastic), laureada en los clásicos Asociación De Criadores De SPC (G3) y Rufino T. Domínguez.