Latin American Thoroughbred

EL DIARIO LATINOAMERICANO DE LAS CARRERAS

Las últimas Scat Daddy se vendieron a precio de liquidación

Institución / Ventas / 31.08.2018

LOTE-892-(2)

Gran expectación despertó la subasta de productos de dos años del Haras Matriarca, un establecimiento de corta vida en Chile, pero que ha realizado una millonaria inversión para ganar terreno en el competitivo ambiente de la crianza en el país. De hecho, es de los pocos haras que ha contado estas últimas temporadas con descendientes de Scat Daddy (Johannesburg), el semental más exitoso de la última década en estas latitudes.

El año pasado, todos querían un yearling de su última generación, vendiéndose 71 productos a un precio promedio de 314.296 dólares. Este martes, la Feria de Criadores, en Santiago, fue escenario de la venta de las últimos productos del padre del último Triplecoronado Justify. Seis de sus hijas pasaron por el ring, siendo dos de ellas defendidas por su criador, Felipe Sullivan, y vendiéndose las cuatro restantes por un total de US$ 178.788. “Viéndolo de ese modo, claro, los precios fueron un regalo. Pero por otro lado, no me puedo quedar con tantos caballos y tengo que vender” afirma a LAT Sullivan, que previamente realizó una selección y se quedó con varios machos y hembras de dos años descendientes de Scat Daddy.

El titular del Haras Matriarca quedó conforme con el resultado del remate “al no lograr venderse afuera, había que esperar precios acordes al mercado chileno. Eso sí, quienes compraron hicieron un gran negocio. Si las yeguas salen buenas y ganan un par de carreras pueden ser muy bien vendidas al extranjero".

La más codiciada de las potras Mistery Rose (lote 894) no abandonará, por el momento tampoco el haras, como nos confesó su criador: "finalmente yo me quedé con esa yegua, pues me la defendió Carlos Bagú en el remate, ya que no hubo interesados por más dinero que ese (US$ 60.600)". Hablamos de un pedigrí especial, con un inbreeding de 3x3 en Myth (Ogygian), la madre de Johannesburgo (Hennessy), es decir, el padre de Scat Daddy. La madre de la potra, Send her Roses (Tiznow), fue criada por Darley y la segunda madre, Show me the Roses (Storm Cat), es un producto Coolmore.

Como todas las yeguas que produjeron las potras vendidas por el Haras Matriarca, Send her Roses fue servida por Scat Daddy para la temporada del hemisferio sur y enviada a Chile. De hecho, Scat Daddy, no regresó al país andino después de la temporada 2012, pero Ashford Stud vendió servicios a los criadores chilenos. El Haras Matriarca aprovechó la oportunidad y tiene 23 productos de la generación 2016 y 20 de la de 2015. Las seis potras vendidas el martes tienen una historia similar: Felipe Sullivan compró una yegua madre y la llevó a Scat Daddy antes de enviarla al país, llena y algunas veces acompañada por un destete del padrillo.

Defendida Mistery Rose, fue finalmente Turi (lote 892), una hija de Scat Daddy y Cheeky por Lemon Drop Kid, la que recibió el precio más alto: 39 millones de pesos chilenos (US$ 59.091). "Nos gustó bastante esta hembra, la adquirió Juan Cristóbal Jaramillo, del stud Lancaster", dijo Juan Pablo Baeza que será el encargado de prepararla.

Cheeky (Lemon Drop Kid), que pasó dos veces por el ring de Arqana, en Francia. Fue comprada por Jean-Claude Rouget en la breeze up de 2012, por 80.000 euros, y, después de ganar en Carpentras, fue vendida por Johnny McKeever en 15000 €. Dejó Francia vacía, esperó su turno en Kentucky, dio un potro que aún no ha ganado y finalmente se unió al Haras Matriarca.

Amenaki (lote 893) obtuvo el tercer precio de la venta (US$ 45.455), segundo si no tenemos en cuenta la defensa de Bagú, también tiene su propia historia. Su madre, Paper Angel (Belong to Me), fue comprada por US$ 21.000 en Keeneland en enero de 2014. Estaba llena de Pionneer of The Niel (Empire Maker). En ese momento, el mejor producto del semental, el futuro ganador de la Triple Corona American Pharoah, había comenzado su carrera. El producto del cruce, una potra nacida en el hemisferio norte, ha logrado el gran golpe de tres: fue puesta en venta tres veces y siempre encontró comprador. Nile’s Angel, que así se llamaba, obtuvo varios placés en Gulfstream Park. Paper Angel luego visitó a Scat Daddy dos veces. No muchas yeguas tienen la oportunidad de ser cubiertas por dos sementales que produjeron dos ganadores de la Triple Corona.

Finalizado el último remate, solo falta por descubrir si entre ellas se encuentra una futura campeona que siga los pasos de Ruby Love y Brown Storm, los dos hijos de Scat Daddy que mejor resultado han dado al haras hasta la fecha. “La primera se fue invicta de Chile a Estados Unidos y está próxima a retomar el training, mientras que el caballo, que es ganador de Grupo 2 y Grupo 3 en el Club Hípico, presentó un problema después de la Polla de Potrillos (G1), del que se está recuperando muy bien. Espero que en su regreso a las canchas ratifique todo lo bueno que es” comenta ilusionado Sullivan.