Latin American Thoroughbred

EL DIARIO LATINOAMERICANO DE LAS CARRERAS

The Great Day, el éxito de la pasión

Carreras / 10.07.2018

THE-GREAT-DAY-(Classic)-(4)

Un ejemplar que el haras Firmamento crió en sus praderas de Sierra de los Padres y tiempo después recompró cuando estaba en entrenamiento ganó de punta a punta una Carrera de las Estrellas. Y lo hizo resistiendo cuando lo fueron a buscar, con Francisco Goncalves graduando sus energías para completar exitosamente el trabajo de Juan Carlos Etchechoury (h) en la puesta a punto. No era un déjà vu, era cierto. The Great Day (Harlan’s Holiday) hizo en el Classic (G1) lo que Adora Nistel (Van Nistelrooy) había concretado en el Distaff (G1) solamente una hora antes. Los mismos intérpretes para igual desenlace, y el triunfo de la pasión. Porque sólo así se puede explicar que, siendo enorme la inversión inicial, alguien pueda subir la apuesta y pensar incluso en aquellos que vio irse al bajarse un martillo en remate para hacerles un lugar en casa otra vez.

No evalúo llevarlo a correr a Churchill Downs, por ejemplo. A mí me gusta verlos acá a los míos, y porque no, hasta pienso que podría tenerlo de padrillo”, dijo Juan Carlos Bagó, el ideólogo de la “repatriación”, más allá de que tiene algunas pequeñas sociedades por Sudamérica. Miguel Fabricio, su compadre con este zaino de 4 años, asiente con la cabeza y una sonrisa, y dice que aceptará lo que el cabañero y el entrenador decidan. “Ya vamos a evaluarlo. Hasta el año que viene no hay más clásicos grandes en 2000 metros”, sostiene Carly, casi como pensando en voz alta. Son horas para disfrutar el segundo triunfo de Grupo 1 del caballo, gestado por un cuerpo y medio sobre Crackspeed (Easing Along), al que le puso un freno después de quitarse de encima a Logrado (Manipulator), finalmente tercero a diez largos del escolta.

Si me peleaba lo dejaba pasar, pero el mío venía cómodo”, aseguró el jockey brasileño sobre el temprano asedio del favorito. Wilson Moreyra tuvo que decidir si mantener una actitud especulativa hasta la recta o ir en pos del que veía como rival a vencer. Por el resultado final no se equivocó, pero no encontró las respuestas que esperaba en su conducido. “Nunca me preocupé porque me presionaran”, agregó el jinete ganador. En el último tramo, junto a los palos, hubo otra imagen que se agigantó. Parecía que Pablo Falero se salía con la suya, pero The Great Day no le dio esperanzas cuando le mostró la cancha a Crackspeed. A Goncalves lo preocupó más otro momento: “Me asusté en la partida final, porque echó 59s los 1000 metros y pensé que se había pasado, pero el caballo estaba muy muy muy bien”, remarca. Y lanza la estocada final, desmoralizante para el resto: “Creo que en pista seca ganaba mejor”.

A cuatro meses de su anterior carrera y recuperado de un dolor en el anca que lo dejó afuera del resto del Campeonato Palermo en el que había comenzado ganando el Clásico Otoño (G2), el hijo de la malograda The Great Glory (Honour and Glory) selló su cuarta victoria. “Aunque fue segundo en el Jockey Club, creo que en la arena se siente más cómodo”, evalúa Etchechoury. Los resultados lo respaldan: ganó las tres últimas veces que corrió en ese terreno, incluyendo la Polla de Potrillos pasada. “Llegó bárbaro, lo notaba con mucha fuerza en los trabajos y, como torcía la cabeza, le cambiamos la embocadura y corrigió eso”, amplió Carly, feliz porque además de pasar a ser el preparador más ganador de la historia de la serie logró una versión que hasta aquí se le había negado en 29 temporadas. “Quería ganarla y este caballo me ilusionaba. Sólo hubo que mantenerlo nueve días más”, dijo, sin exteriorizar tanto su emoción. Ya no había rastros de la niebla del sábado 30 de junio, que postergó el final de la fiesta. Hubiese sido una pena que semejante espectáculo quedara librado a la imaginación. El mejor turf necesita muy buena visibilidad. Sobre todo por estos días y tan politizado en la Argentina.

The Great Day es hijo de Harlan’s Holiday (Harlan), que llegó a ser campeón de la Estadística de Padrillos de 2 años en Estados Unidos, y The Great Glory (Honour And Glory), esta última produjo anteriormente a las ganadoras Grandiosa Nistel, Great Nistel y Grand Nistel, todas ellas por Van Nistelrooy (Storm Cat).