Latin American Thoroughbred

EL DIARIO LATINOAMERICANO DE LAS CARRERAS

Power Up no extrañó y se floreó

Carreras / 06.07.2018

Power-Up

En su primera visita al Hipódromo de La Plata, Power Up (Key Deputy) ratificó la muy buena impresión que había dejado en el debut, al adjudicarse el Especial Julio F. Penna disputado en Palermo, y se llevó el Clásico Isidoro Aramburu (G3 – 1600 metros) en el que dominó las acciones a voluntad.

“Es un potrillo que sirve mucho. Es tan tranquilo que no tuve más que dejarlo hacer a él. Vino tercero y cuarto y en los 800 ya me sacaba de la montura. Dominó fácil en los 700 y ganó con mucha facilidad. No creo que tenga problemas en correr más distancia, pero vamos paso a paso. Le tengo mucha fe”, afirmó Eduardo Ortega Pavón, uno de los cuatro jinetes que viene luchando por la estadística platense de jockeys.

Y fue así. El potrillo criado en el Haras La Quebrada largó quinto pero enseguida ganó un puesto y al promediar el trayecto ya emparejó a El de Cuma (Aspire)  para superarlo sin problemas una cuadra más adelante.

De ahí en más transformó la carrera en un monólogo, para arribar al disco con cuatro cuerpos de ventaja sobre Dargreen (Greenspring), que sumó su tercer placé consecutivo después d moverse en mitad del lote, mejorar la tercer puesto en el codo y pasar a la posición de escolta a poco de pisar el derecho final.

“Es raro ver a un Key Deputy debutando en 1600 metros, pero este potrillo tiene genética para correr de la milla para arriba. Es excepcional, tiene grandes condiciones que esperemos siga demostrando en las próximas actuaciones”, señaló Enrique Martín Ferro, el entrenador del rey de la tarde.

“Es muy dócil, fácil de trabajar y a la hora de la verdad responde. La verdad que como solemos decir acerca de estos caballos: es un auto. Esperemos que siga evolucionando y nos dé muchas más satisfacciones”, agregó el trainer que atraviesa un gran momento, al igual que su hijo Nicolás.

Ahora el trainer deberá decidir si volver a este escenario para disputar la Polla de Potrillos (G2) en el mes de agosto o volver a la arena del Hipódromo Argentino para empezar a transitar el proceso selectivo de ese medio.

Una decisión que no será sencilla, aunque el hecho de que Luk Joy (Fortify) se haya afirmado en Palermo tras llegar segundo en el Estrellas Juvenile (G1) del pasado sábado, incline a Quique a mantenerlo en la ciudad de las diagonales.

Y la verdad sería un lindo aporte para el primer pase de la Triple Corona platense, que, por lo visto en la tarde de ayer, lo tendrá como uno de los principales aspirantes junto a Capanga Seattle (Seattle Fitz), que hasta aquí había dominado el panorama en el circo sureño. Y no hay que descartar que se sume As del Paraíso (Angiolo) a una puja que será imperdible.

Power Up es un hijo de Key Deputy (Deputy Minister) y Stormy Puntera (Bernstein), esta última no corrió pero produjo ganadores clásicos como Pixar (Hidden Prize), que se impuso en el Gran Premio Vicente Dupuy (G3) y Gran Premio Jorge A. Laffue (L). Su segunda madre es Shy Puritana (Shy Tom), ganadora del Clásico Enero (L).