Latin American Thoroughbred

EL DIARIO LATINOAMERICANO DE LAS CARRERAS

Media sanción, movilización, repudio y mensajes políticamente decepcionantes

Institución / Ventas / 13.07.2018

Areco-(La-Nacion)

El proyecto de Ley del Turf que impulsa la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal ya tiene media sanción, tras pasar por la cámara de senadores, un recinto en el que el oficialismo tiene mayoría. Ahora, el futuro de la hípica argentina se debatirá el 8 de agosto en diputados, donde eso se invierte en los números de legisladores y están en las gateras las esperanzas de que no prospere el plan de anular el Fondo de Reparación vigente desde 2004, sin dar ninguna herramienta a cambio, y que pondría en jaque a la industria y a las miles de familias que viven de la misma.

A través de una tergiversación políticamente correcta, desde el oficialismo han instaurado públicamente la idea de que se le quita la subvención al turf para destinarla a lo social. No obstante, en realidad, la hípica recibe un porcentaje de las ganancias de los bingos, en compensación por la expansión de los juegos de azar en detrimento de una actividad inclusiva, con mano de obra irremplazable, en la que la apuesta es el último eslabón de una extensa cadena de oficios y profesiones a la que no están involucrados cobros de impuestos a los ciudadanos, pero sí tribuna millones de dólares al Estado. De hecho, en 2016, por ejemplo, el monto otorgado por la Lotería Provincial, como agente de control, fue un 12% inferior a lo que tributó la actividad.

Esa tendencia se ampliaría este año en condiciones normales, ya que Vidal dispuso descontar un 25% lo que reciben gremios e hipódromos, para luego, según el proyecto en curso, ir reduciendo puntos del mínimo de 9% actual hasta desaparecer a fines de 2019. Lo alarmante en algunas exposiciones del miércoles fue la falta de conocimiento y predisposición, al punto de escucharse frases como, por ejemplo, “prefiero una manta para un pibe y no para un caballo”, pronunciada por el senador Roberto Costa, de Cambiemos, que aún no logró interpretar la diferencia entre el oneroso sueldo que sí le pagan los contribuyentes y la manta que fabrica un talabartero al que le paga un entrenador o el propietario del caballo alrededor del cual hay involucrados decenas de trabajadores en el cuarto productor mundial. Entonces, la manta, en realidad le terminará faltando a ese “pibe” por la expropiación de un fondo al que Lotería debe encargarse del control y sumar herramientas para que pueda ser mayor el ingreso para el turf, lo que redundará en un beneficio para el Estado, porque obtendrá mayores ingresos de lo recaudado por los hipódromos, y ahí sí podrá destinarlos a hospitales, jardines o seguridad.

En ese contexto, la actividad se sigue pronunciando y mejorando su visualización, con movilizaciones como la concretada el martes en San Antonio de Areco, al costado de la ruta 8, en una localidad emblemática por tratarse de uno de los polos más grandes del mundo en crianza. La consigna, pacífica, llevaba una bandera en común: #ElTurfEsTrabajo.

Asimismo, el hipódromo de San Isidro difundió un comunicado de “repudio a los contenidos del informe titulado La Carrera de la Vida”, que fuera emitido en un noticiero del canal Telefé. Las autoridades explicaron que el 25 de mayo asesoraron al equipo de producción para “un trabajo que incluyó notas a un entrenador, a un jockey, a un propietario, a una criadora, a periodistas y aficionados” y se facilitó “material audiovisual para enriquecerlo”. No obstante, “quedamos involucrados en un producto grosero, vil, bruto y antagónico 46 días después”, aseguran. Y se habló de ludopatía, cuando, se sabe, el turf tiene un porcentaje inferior al 2% y, la provincia ha mostrado una actitud contradictoria recientemente al licitar 3800 tragamonedas.