Latin American Thoroughbred

EL DIARIO LATINOAMERICANO DE LAS CARRERAS

La Mansa Nistel se gritó en tres países

Carreras / 16.07.2018

La-Mansa-Nistel-15-jul

Detrás de la cuarta y mejor victoria de La Mansa Nistel (Van Nistelrooy) conviven múltiples historias. Tantas que el éxito por un cuerpo en el Clásico Agraciada (G3), del domingo en Maroñas, se gritó en tres países. Primero, en Uruguay, donde la yegua es entrenada y viene desarrollando su campaña desde potranca. Luego, en la Argentina, la tierra en la que fue engendrada en el haras Firmamento para luego cruzar el Río de la Plata en el vientre de su madre, Misiadura Fitz (Fitzcarraldo), y ser subastada en forma conjunta con El Palmar, que la crió. Y por último, en Chile, donde las primeras crías del padrillo estadounidense están naciendo tras haber cruzado la Cordillera de los Andes un año atrás y quedar afincado en Dadinco.

Teníamos la expectativa de que haga una buena carrera. Después de la fiebre, que por suerte a ella le agarró suave, quedó impecable y ya había estado cerca (tercera) en el Distaff de la serie Campeones”, describió Romeo Volonté, una de las caras visibles del stud Imperio. A su lado estaba su papá Julio y dos de sus hijos. Todo un símbolo ese festejo en el Día del Padre en territorio charúa. “Poder vivirlo con él, que me transmitió la pasión, y yo hacer lo mismo con mis chicos”, fue lo primero que destacó Romeo, antes de que el padre remarcara que los pequeños son “la quinta generación de la caballeriza”. Un capítulo íntimo dentro de la historia principal y sus ramificaciones.

Ya ha superado algunos dolores, pequeños detalles que le impedían rendir al máximo”, asegura Romeo, que lleva las riendas de la charla que comparte la televisión del hipódromo. Se acuerda de los buenos inicios de La Mansa Nistel, destaca el trabajo del entrenador Jorge Firpo y del jockey Federico Píriz, y tiene espacio para mandar saludos a Chile, donde se han llevado “un padrillo generoso”, sentencia.

Casi seis meses después, La Mansa Nistel volvió a darles una alegría, la segunda de Grupo 3, tras la conseguida hace casi un año en el premio Producción Nacional (1500 m), entre potrancas. Como aquella tarde, Stelatoa (Alcorano) quedó tercera, aunque ahora en un desenlace menos desahogado y con la favorita encontrando un escollo en su estrategia que la nieta materna de Fitzcarraldo (Cipayo) no se le perdonó. Playera (Cagney), que hace doce meses terminó lejos en esa cita selectiva, quedó entre ellas en esta oportunidad. Se conocen las caras, está visto.

La británica Arc en Soleil (Archipenko) fue adelante y resistió hasta faltando 200 metros. Playera y La Mansa Nistel la fueron a encimar al final de la curva y luego buscaron a la puntera por afuera, mientras Stelatoa se sumaba junto a los palos, ganando terreno pero perdiendo libertad. Al punto que ésta rebotó en su intento y su reacción llegó sólo cuando Everton Rodrigues la contuvo y la buscó abierta. Para entonces, ya era tarde para atrapar a las dos primeras y, debilitada la líder, la representante del stud Imperio liquidó el pleito con la reservada del haras La Horqueta, para cruzar un cuerpo delante, mientras la preferida de la mayoría, vencedora del Distaff el mes pasado, lograba en el último salto subirse al podio.

La Mansa Nistel es hija de Van Nistelrooy (Storm Cat), cuya primera generación en Chile nacerá este año, y Misiadura Fitz (Fitzcarraldo), además de medio hermana de Missing Dubai (E Dubai), ganadora del Gran Premio Polla de Potrancas (G1), Criterium Potrancas Copa 85° Aniversario De La Orquesta (G2), y Treinta Y Tres Orientales (L).