Latin American Thoroughbred

EL DIARIO LATINOAMERICANO DE LAS CARRERAS

Expresso dio el gran golpe y apunta al Oro Verde

Carreras / 14.07.2018

Expresso-5°-(5)

El inicio del torneo Palermo de Oro Verde generaba distintas expectativas. La principal giraba en torno al regreso de Sixties Song (Sixties Icon), el ganador del GP Carlos Pellegrini del 2016 y del GP Latinoamericano (G1) disputado en Chile el año pasado. Pero el pupilo de Nicolás Gaitán, que se había mostrado en su mejor forma, no pudo responder a su favoritismo.

Otro atractivo lo generaba la presencia de Stivers (Lasting Approval), el ganador del Clásico Expressive Halo en el césped palermitano sobre un par de cuadras menos. Aquel día, en medio de la niebla, el representante de Las Monjitas ganó justo pero bien y las dos cuadras de más no parecían venirle para nada mal. Pero sus ilusiones, bien fundadas,murieron en el final.

También estaba Balompié (Equal Stripes), valiente vencedor del Gran Premio de Honor (G1) que daba sus primeros pasos en la pista de césped, pero por el alargue de tiro, algo que venía pidiendo su cuidador Gregorio Vivas, invitaba a soñar con fundamento.

Sin embargo, ninguno de esos nombres encabezó el mar- cador del Clásico Chacabuco (G2-2400 metros) que quedó en poder de Expresso (Sigfrid), un veterano de 6 años que hace rato merecía un éxito jerárquico, pero que inesperadamente se agrandó en la más brava, con coraje y una excelente conducción de Francisco Leandro Fernandes Goncalves, el jinete que lo vino corriendo en casi todas sus presentaciones de la actual temporada.

Hasta aquí, 2018 no había sido malo para el pupilo de Nicolás Martín Ferro, el joven entre- nador que está viviendo un año espectacular al igual que su padre Enrique. Si bien sólo había conquistado una victoria, en una prueba condi- cional, había arrimado en clásicos Non Grade y handicaps. Pero ayer afrontaba el compromiso más bravo de la temporada.

Y lo superó de la mejor manera. Vino de menor a mayor y al pisar la recta, cuando varios de los que venían delante de él se abrieron, atacó por dentro de ellos y de a poco se fue arrimandohasta que en los 100 finales equilibró la líneade Stivers, que había dominado un rato antespero no terminaba de afirmarse en la punta.

Y en esa cuadra final no sólo pudo desnivelar la lucha con el tordillo, sino que además contuvo la estocada final de Green Lemon (Equal Stripes), que vino abierto con fuerza pero debió conformarse con quedar tercero tras una bandera verde que tuvo como protagonistas a los tres y se resolvió con media cabeza en favor del vencedor sobre el escolta, quedando el del stud Chacabuco a un hocico más. Todo en 2m30s98/100, registro que habla del estado del terreno.

“Venía por el fondo pero ya a la altura de los 1600 el caballo se puso en carrera solo. No me quedó más remedio que ir por dentro, donde la cancha estaba bastante blanda, pero arriba se puso y en el final la ganó con el corazón”, señaló Francisco Leandro Fernandes Goncalves, quien, tras ‘su’ gran lunes, siguió sumando, ahora en un cotejo de Grupo 2.

“Creo que merecía un triunfo como éste, hace rato venía haciendo méritos. Es un caballo bárbaro al que le gustan estetipo de distancias. Esta cancha le sienta bien y ya había estado cerca un par de veces. Le tocó esta vez, en la más brava que corrió, y creo que va a seguir definiendo en tiros largos”concluyó el brasileño que sigue liderando sin problemas las estadísticas de Palermo y San Isidro.

Por su parte, Nicolás Martín Ferro, que metió un celebrado 1-3 ya que también guía el destino de Green Lemon, describió a su pupilo como “un caballo con un corazón enorme, que le gusta mucho el tiro largo. Venía de ganar muy buenuna condicional muy brava en la arena en la que había doblegado a un muy buen caballo como Feel Fresh, pero la carrera de hoy era mucho más dura. Sin embargo se le dio y estoy feliz porque él es muy noble”.

“A principio de temporada lo había hecho bien en esta cancha en la que supo llegar segundo de Extra Quiz, pero hoy el desafío era mayor y lo aprobó gracias a la excelente conducción de su jockey con el que se entiende de maravillas. Forman un gran equipo y espero que puedan volver a asociarse en la próxima que, obviamente, va a ser dentro del torneo Palermo de Oro Verde”.

Inesperado, tal vez, pero ampliamente merecido resultó el éxito de Expresso, un caballo corajudo que en la tarde palermitana sumó el quinto éxito de su campaña compuesta por 29 presentaciones. Se hizo fuerte en la más brava, en el tiro y la cancha donde había sumado su otro triunfo jerárquico –el Clásico Fain de 2017- y ahora lo espera el Comparación (G2-2400 metros) el próximo 11 de agosto, cotejo en el que el caballo criado en el Haras El Doguito tratará de asegurarse el campeonato que organiza el Hipódromo Argentino sobre su pista de pasto.