Latin American Thoroughbred

EL DIARIO LATINOAMERICANO DE LAS CARRERAS

El Margot sigue dando dividendos

Carreras / 17.07.2018

EL-MARGOT-(17)

El turf argentino regaló finales apasionantes en sus carreras jerárquicas disputadas el fin de semana y este lunes no hubo excepción. Apenas media cabeza separó a El Margot (El Garufa) de Harlan’s Blue (Harlan’s Holiday), su valiente escolta en el Clásico Perú (G2-1800 metros) que le dio brillo a la jornada palermitana del lunes.

Vencedor de las ediciones 2016/17 del Gran Premio República Argentina (G1), el representante del stud Don Luis vino sexto en el inicio, fiel a su costumbre de accionar de menor a mayor, pero no tan lejos como en otras oportunidades. Ganó posiciones en el codo, entró cuarto al derecho final y a partir de los 300 la carrera quedó resumida a un mano a mano entre él y el representante del stud El Insistente.

Parecía que se iba a desprender fácil el vencedor, pero una vez que sacó un pescuezo de ventaja, el pupilo de Carly Etchechoury forzó la bandera verde que terminó favoreciendo al pensionista de Enrique Martín Ferro por media testa al cabo de 1m47s9/100, un registro más que interesante para un caballo que supo batir récords aquí y en el bosque tiempo atrás.

“Respondió bien, está volviendo a su mejor nivel. Pasan los años pero no se entrega. Esta vez lo traje más cerca que en otras ocasiones, pero arriba salió con fuerza igual. El final se hizo duro, llegué a sacar un pescuezo de diferencia, pero Goncalves siempre es bravo e hizo reaccionar a su caballo. Fue un desenlace lindo y por suerte nos tocó ganar a nosotros”, señaló Eduardo Ortega Pavón, quien se mantiene invicto en la montura del hijo de El Garufa con tres victorias.

Fue brillante lo de Orteguita, que no le aflojó nunca a su conducido. De haberlo hecho, seguramente Francisco Leandro Fernandes Goncalves, que en los últimos ocho días sumó dos cotejos de Grupo 1 y uno de Grupo 2, hubiera extendido su serie de éxitos en citas jerárquicas.

Es un caballo que no nos deja de sorprender. A los 7 años sigue siendo protagonista en este nivel y creo que lo va a seguir haciendo. Pero de ahora en más, como ya les anticipé, lo vamos a anotar en carreras que van de la milla a los dos kilómetros. Supo correr bien hasta 2200, pero en las más largas, que son las que vienen en este semestre, no tiene la explosión que evidencia en estas distancias. Trataremos de seguir en la arena, pero tampoco me asustaría volver al césped”, añadió Enrique Martín Ferro, trainer del vencedor que sigue atravesando un año magnífico.

Ambos fueron artífices de la gran victoria de El Margot, que sumó su primer Grupo 2 tras haber festejado en tres cotejos de Grupo 1, además de dos clásicos Listados y un Especial. A los 7 años sigue derrochando clase en cada presentación y aunque el tiempo pasa para todos, todavía parece estar lejos del retiro.

El Margot es hijo de El Garufa (Luhuk) que se impuso en 16 carreras en Palermo y San Isidro, cuatro de ellas de Grupo 1 (Gran Premio Estrellas Mile, Gran Premio de las Américas, y Gran Premio Palermo -dos veces-), y Reina Margot (Louis Quatorze), siendo el único hijo ganador de esta. Su segunda madre es Riyona (Cinco Grande), laureada en los clásicos Arturo A. Bullrich y Jockey Club Montevideo, ambos Grupo 3, y que tuvo como hijo más destacado a Rufus (Handsome Halo) vencedor del Gran Premio Estrellas Junior Sprint (G1) -en tiempo récord-, y del Clásico Velocidad (G3).