Latin American Thoroughbred

EL DIARIO LATINOAMERICANO DE LAS CARRERAS

Capanga Seattle resistió hasta el final

Carreras / 08.06.2018

CAPANGA-SEATTLE

Como lo había hecho en ocasión del Clásico Asociación Propietarios de Caballos de Carrera (G3), disputado hace un mes, Capanga Seattle (Seattle Fitz) salió adelante y se vino hasta el disco para adjudicarse el Clásico Pedro Goenaga (G2 -1500 metros), la prueba principal organizada por el Hipódromo de La Plata.

El representante del stud Nuestras Hijas sacó un par de cuerpos en el inicio hasta que al pisar el codo el gran favorito As del Paraíso (Angiolo), que lo venía escoltando desde la suelta, lo fue a buscar y se le acercó.

Sin embargo, el pupilo de César Zapico lo despidió sin mayores problemas al pisar la recta, llegando a sacarle unos cinco cuerpos de ventaja en los 250. Parecía todo definido a esa altura. De hecho la única duda pasaba por ver quién iba a ser el escolta, ya que Dargreen (Greenspring), escolta de Capanga Seattle en el ‘Propietarios’, cargaba con fuerza por el lado interior.

Pero en los 120 decisivos el puntero empezó a sentir el esfuerzo y en la cuadra final las distancias se achicaron considerablemente. Con lo justo el criado por el Haras Firmamento resistió el ataque de Dargreen, que lo escoltó desde tres cuartos de cuerpos, quedando tercero a un pescuezo más As del Paraíso en 1’31”90/100 para los 1500 metros del trazado platense.  

“Le tengo el mejor concepto al potrillo. Es ligero, guapo y ahora que va tomando oficio para la distancia tengo muchas esperanzas que podamos repetir en la Polla de agosto. Con un poco de suerte se nos puede dar”, señaló a LAT César Zapico que viene transformando a este generoso hijo de Seattle Fitz en un caballo de la media distancia después de que arrancara su campaña en 800 metros.

Y el sueño puede convertirse en realidad. Porque vale recordar que Paddock Seattle, hermana entera del héroe de la jornada, ganó el Diego White (G3 -1700 metros) el año pasado y esta temporada viene de triunfar sobre dos kilómetros en una condicional. Y su madre, Capadocia Gulch, supo vencer en la milla. Será cuestión que el trainer marplatense siga tendiendo a este vistoso potro para sumar más alegrías.

También fue muy bueno lo de Dargreen, que atropelló por un lugar no muy cómodo y achicó distancias con respecto a su verdugo con respecto al último choque que habían sostenido. A los 1600, al menos, debería llegar muy bien.

La incógnita la dejó As del Paraíso. Amagó en el codo, se quedó luego pero en el final volvió y perdió luchando el segundo lugar. Sigue sin bajar del tercer puesto, lo que no deja de ser meritorio, y ahora habrá que ver qué horizontes busca su gente. Si sigue en el Bosque o vuelven a Palermo en busca de revancha de lo acontecido en el Gran Premio Montevideo (G1) del 1 de mayo en el que escoltó a El DT.

Lo concreto es que de cara al segundo semestre en el Hipódromo de La Plata manda Capanga Seattle, ligero y guapo. Dos cualidades que hoy lo ponen al tope del ranking platense de la generación nacida en 2015.