Latin American Thoroughbred

EL DIARIO LATINOAMERICANO DE LAS CARRERAS

Areco For Sale mostró su mejor versión

Carreras / 17.06.2018

ARECO-FOR-SALE-7ma-Clasico-General-Belgrano-(G2)-(11)

Tras un final polémico, con reclamo del escolta incluido y desestimado, Areco For Sale (Not For Sale) logró su mejor victoria al adjudicarse el Clásico General Belgrano (G2 – 2500 metros), tradicional cita para fondistas en la que el pupilo de Roberto Pellegatta superó por un cuerpo y medio al veterano Must Go On (Freud), que también cumplió con creces pese a caer derrotado.

Esta vez, el representante de Le Fragole volvió a ser el de sus inicios: en vez de accionar expectante salió a marcar el camino desde el vamos seguido por Quédate Conmigo (Mutakddim) en un inicio y por Must Go On a partir del palo de los 1200.

En la recta la carrera quedó resumida a un mano a mano entre estos dos protagonistas. Jorge Ricardo movió al pensionista de Nicolás Ferro en los 400 y dio la impresión que iba a pasar de largo, pero rigoreado por Gustavo Calvente el hijo de Not For sale resistió con guapeza, aunque tirándose hacia afuera en un par de oportunidades, con luz es cierto, pero cortándole la atropellada a su escolta.

Por ello no extraño que Ricardinho reclamase y sembrara de incertidumbre el desenlace. Pero pasados unos cinco minutos  la bandera amarilla bajó y el triunfo del criado en el Haras san Lorenzo de Areco quedó confirmado.

“Me abrió un par de veces en el derecho. Realmente no entiendo por qué no me dieron la carrera”, señaló Jorge Ricardo tras ir a cumplir con el trámite del pesaje. “Es cierto que el caballo se tiraba afuera pero no creo que haya molestado”, confió a la vez Gustavo Calvente. Fue un final complicado, es cierto, pero es difícil cuestionar la decisión final, ya que las veces que el ganador se abrió lo hizo con luz. Mínima, pero luz al fin.

“Creo que en otras veces cometimos el error de correrlo entretenido. Es un galopador nato y esta vez respondió como esperaba, ya que siempre le tuve un gran concepto. Al final se apagó un poco y se tiraba para afuera, pero creo que ganó muy bien. La distancia no iba a ser obstáculo. Yo creo que a él lo ponemos a correr 4000 metros y lo hace todavía mejor”, señaló Gustavo Calvente tras el multitudinario festejo con propietarios y allegados.

Y luego contó los motivos que demoraron la vuelta del caballo a las pistas tras el valioso quinto puesto de Roman Rosso (Roman Ruler) logrado en el Gran Premio Latinoamericano disputado hace más de tres meses en el hipódromo de Maroñas.

“Cuando volvió de Montevideo el caballo se agarró influenza y eso demoró su reaparición. La idea era correrlo en el Gran premio 25 de Mayo (G1 – 2400 metros), pero el entrenador prefirió esperar un poco más y hoy volvió de la mejor manera. Creo que es un gran caballo que evoluciona en cada carrera. No llegó a su techo y seguirá siendo protagonista en las pruebas de fondo”, confió el hábil jinete.

Fue la tercera victoria para Areco For Sale, al que seguramente lo esperan muchos más discos triunfales.  Superó escollos, se recuperó rápidamente de un viaje complicado y de los efectos de la gripe equina. Y volvió a mostrar sus cualidades en la arena palermitana, el escenario de dos de sus victorias.

Lo esperan los principales cotejos de la larga distancia  en los que seguramente seguirá definiendo, apuntando, factiblemente, al Gran Premio Carlos Pellegrini en el que, de no mediar inconveniente alguno, defenderá el prestigio de los stayers adultos.

Areco For Sale es hijo de Not For Sale, padre de 33 ganadores clásicos, y Hopi (Hussonet), que logró dos victorias en Chile, incluido el Clásico Merex Chile, y como yegua madre produjo, entre otros, a los ganadores Solo Alazán (Easing Along), Roso For Sale (Johannesburg) y To Hop it (Johannesburg), este último laureado en Singapur.