Latin American Thoroughbred

EL DIARIO LATINOAMERICANO DE LAS CARRERAS

Fuera de Chile, Robert Bruce tampoco sabe perder

Internacional / 06.05.2018

robert-bruce-usa-1

El debut en las pistas norteamericanas de Robert Bruce (Fast Company) fue en Belmont Park y con el mismo suceso que se despidió de Chile seis meses antes ganando el Ensayo (G1). Ahora con el entrenamiento de Chad Brown, el caballo que se puso el traje de campeón el año pasado en el Club Hípico sigue sin perder. En lo que fue la séptima presentación de su campaña, se adueñó del Fort Marcy Stakes (G3), en los 1800 metros de césped del hipódromo neoyorkino, y fue una óptima combinación de coraje entre el ejemplar cuya propiedad conserva el haras Convento Viejo y el jinete Tyler Gaffalione.

Estuvo cerca desde el comienzo, junto a los palos, el nieto materno de la argentina Lady Pelusa (Orpen) y cuando llegaron a la recta final hizo lo mejor de su obra. Había apenas un lugar entre el puntero francés Blacktype (Dunkerque) y el local Spring Quality (Quality Road), y allí fueron caballo y jinete, para pasar a dominar sacando las manos con fuerza porque este último todavía tenía una carta por jugar. Los separó tres cuartos de cuerpo, en 1m47s56/100. Abierto atacó Lucullan (Hard Spun), de Godolphin, para trepar al tercer lugar, a igual diferencia del escolta.

En su primera carrera con lasix, Robert Bruce construyó su sexto festejo en una carrera de Grado, para extender la serie que había edificado en Santiago, con los primeros en el Criadores Machos Marcel Zarour A. (G2) y cuatro Grupo 1: Alberto Vial Infante, Polla de Potrillos, Nacional Ricardo Lyon y el mencionado El Ensayo. Gaffalione lo vivió como una conquista de primer nivel: le dio unas palmadas, agitó la fusta y apretó el puño antes de sacarse la foto.

Lo del francés Silverwave (Silver Frost), otro debutante en esa tierra, tras una trayectoria bastante más extensa en su país de origen (y con un paso en falso en Sha Tin), Brown tendrá que considerarlo igual de positivo. A siete meses de correr el Arco de Triunfo (G1), cruzó quinto a dos cuerpos y un cuarto.

A la argentina Estrechada (Offlee Wild) le faltó aceleración para sumar al galope que le permitió moverse cerca de la punta en el Sheepshead Bay Stakes (G2), sobre 2200 metros de césped y con recompensas por 200.000 dólares, y cruzó quinta, a un cuerpo y tres caurtos. Entre siete yeguas de cinco nacionalidades, la criada en el haras La Esperanza vio pasar a su derecha en la recta final a la canadiense Holy Helena (Ghostzapper), que escapó a tiempo del encierro para dominar en lucha, en un desenlace con todas las competidoras en poco más de tres cuerpos.

El fallo desnuda la emoción: medio cuerpo, hocico, medio cuerpo, tres cuartos, medio cuerpo y uno más. Para la vencedora fue el sexto triunfo de su campaña y el tercero en forma consecutiva, con lo que se mantiene invicta esta temporada. Antes, había vencido por partida doble en Gulfstream Park. A Nueva York ha viajado en tres ocasiones, con dos festejos en Belmont y un placé en el debut en Aqueduct.

Estrechada dejó atrás casi cuatro meses sin competir en el comienzo de su tercera etapa en suelo norteamericano, donde hasta aquí ha vencido únicamente en el Fasig-Tipton Waya Stakes (G 3-2400 m), en Saratoga.