Latin American Thoroughbred

EL DIARIO LATINOAMERICANO DE LAS CARRERAS

Omar Labanca quiere seguir de festejos

Carreras / 27.04.2018

Matrero

Para llegar a este momento, Omar Labanca trabajó duro desde abajo. Alguno evaluará que el destino le fue marcando el camino. Otros, que se lo fue haciendo con bases sólidas en cada etapa: peón, aprendiz (en tiempos en los que había que ganar 60 carreras en la Argentina, y se corría bastante menos), jockey, entrenador. Esta última es la actual, la que se transformó en su oficio principal cuando dar el peso comenzó a ser un problema a comienzos de los '90.

Hoy disfruta de uno de los grandes momentos. Mira hacia atrás y no vive de los buenos recuerdos de Coordenada (Equal Stripes), Mighty Hunter (Mutakddim), Sand Springs (Luhuk) u Orsay (Mutakddim), entre otros. Son los nombres de una lista mucho más extensa que desea agrandar. Y aquellos dos primeros, justamente, han dejado su huella en las carreras fuertes para productos de 2 años, como las que tienen por delante tres de los cuatro ejemplares que presentará el martes próximo en Palermo, la tarde del República Argentina.

Para el Jorge de Atucha (G1-1500 metros) tiene a Spring Glory (Manipulador), la única invicta. "Le falta roce. Debutó en el césped de San Isidro, y ganó bien; le tengo buen concepto", presenta el preparador a la zainita a la que compró en un remate de La Esperanza para la caballeriza Gran Derby. Los planes cambiaron sobre la marcha con ella. "Había pensado en el Ramírez, pero nos agarró la época fuerte de la influenza y como tuvo algo de tos, la dejé pasar. Y acá estamos. La veo bien para la distancia", refuerza.

En el Montevideo, la misma instancia para potrillos, reservó gateras para Tremendo Tordo (Hurricane Cat) y Matrero (Stay Thirsty). Aquél ya corrió tres, incluido el Clásico Crespo (G3), donde fue segundo. "Llega bien. Está haciendo el camino que pensamos para él. Es presto, salió de perdedor en buena forma y luego perdió con el de (Antonio) Marsiglia. Lo compré en Copa Bullrich y tenía la posibilidad de correr la clasificatoria la semana pasada, por más plata, pero este es un Grupo 1 y me obligaba a bajar a 1200. Era una u otra, y en este momento hay que ir para arriba", repasa. El placé fue ante el invicto Hyperloop (Manipulator), declarado forfait aquí y una de las ausencias importantes.

El otro tiene poco recorrido. Apenas el estreno, que fue triunfal. "Ganó bien, pero no tiene roce", sostiene sobre el alazán al que fue a buscar especialmente al haras La Quebrada. "Yo tengo a la hermana, que es buena, y este es hijo de un padrillo nuevo. Me entusiasmaba la idea, y nos cerró el precio", asegura, sin entrar en detalle. "Fue un arreglo privado. No llegaron a llevarlo a remate", agrega sobre el invicto.

Esa hermana materna de la que habla también estará en la pista el martes, en el Ciudad de Buenos Aires (G1). Se trata de Diosa Pampeana (Mutakddim), también de la caballeriza Moffly. "Es macanuda y ya anduvo bien ante los machos. Fue segunda de Le Perseverant, que debe ser uno de los buenos de la carrera y, además, perdió un clásico en bandera verde ", indica Omar, con el foco en el hijo de Emperor Richard que esta vez lucirá los colores del stud Ferre.

La suelta externa, el 11 entre 16, le agrega entusiasmo en el mismo kilómetro en el que hace cuatro días festejó el 1-2 en el Clásico Ilustrísima, con sus potrancas Montesana Rye (Catcher in the Rye) y Joy Dolfina (Fortify), que ya habían ganado otro clásico en la corta. Por el nivel de caballos que tiene en el stud, tal vez fue el comienzo de una temporada muy exitosa.