Latin American Thoroughbred

EL DIARIO LATINOAMERICANO DE LAS CARRERAS

Black Cello y Platine, dos invictos con el sello de Venancio Nahid

Carreras / 30.04.2018

Black-Cello-(JCB)

Black Cello (Put it Back) y Platine (Wild Event) llegaron invictos a las gateras de los grandes premios Conde de Herzberg (G2) y Adayr Eyras de Araújo (G3), respectivamente, y así continúan después de desafiar a buenos lotes de potrillos y potrancas en los 1500 metros en la pista de césped de Gávea, en Río de Janeiro.

Lo de Black Cello, que había debutado en el kilómetro en enero, fue una clase de superioridad. Demostró que conservaba la velocidad y a eso le añadió una gran dosis de resistencia, a tal punto que no tardó en ubicarse al frente del grupo, pese a que su jocketa, la joven Victoria Mota, lo contenía. En la recta final se despegó sin acelerar a fondo, para terminar la carrera con un cuerpo y tres cuartos de ventaja sobre Taksim (Discreet Cat), cuya atropellada lo llevó sobre el final al segundo lugar, una posición que ocuparon antes otros tres ejemplares que rebotaron en su intento de seguir al ganador. La palmada de la amazona en el pescuezo llegando al disco, ya parada en los estribos y dejando a su conducido terminar la prueba con el impulso, fue otra señal de avasallamiento ante un grupo en el que otros seis potrillos dejaron de tener inmaculada su foja.

Para Platine, con experiencia en 1400 metros, fue una experiencia un poco más trabajosa, con otro molde. Wesley da Silva Cardoso la trajo a la expectativa antes de invitarla a atacar en el derecho y atrapó a la puntera Bay Ovar (Drosselmeyer) frente a las tribunas para establecer un cuerpo de diferencia en la meta, mientras Ray Grass (Cisne Branco), también del stud Best Friends como la escolta y la otra que llegó invicta a la cita, escalaba hasta el tercer puesto.

El nexo entre el potrillo y la potranca está en su entrenador, Venancio Nahid, un ganador serial que tiene ahora a los productos que lideran los rankings cariocas.