Latin American Thoroughbred

EL DIARIO LATINOAMERICANO DE LAS CARRERAS

Winx se queda en casa

Internacional / 29.03.2018

winx-humidor

Los responsables de Winx (Street Cry) deshojaron finalmente la margarita e informaron, este miércoles, que la mejor yegua del mundo no acudirá en junio a Royal Ascot y centrará su campaña en ganar su cuarto Cox Plate consecutivo, algo que nadie logró hasta la fecha. Chris Waller, su entrenador, fue el encargado de hacerlo público a través de un comunicado.

“Nos hemos sentido abrumados por la cantidad de seguidores que tiene en Australia y resto del mundo, y entendemos que todos quieran verla correr. A la hora de tomar una decisión respecto a su futuro, hubo una serie de cosas a tener en cuenta, desde los riesgos asociados al viaje hasta los trastornos hormonales que podría sufrir con el cambio de hemisferio”.

Pese a que en el comunicado Waller habla de distintas reuniones internacionales que habrían mostrado su interés por tener a Winx entre sus ejemplares invitados, el preparador se refirió especialmente al meeting de Royal Ascot. “Ha sido nuestro sueño correr delante de la Reina en Royal Ascot, de cualquier modo esta decisión no es sobre nosotros sino que está basada en el interés de Winx. Tras un largo debate entre sus dueños, Bowman y yo, se ha decidido que permanezca en Australia después de que corra el Queen Elizabeth Stakes (G1) del 14 de abril en Royal Randwick y no se embarque en una campaña internacional”.

Al mismo tiempo que lanzó un guante a quienes pretendan enfrentarse a ella, invitándoles a desplazarse hasta Australia, negó que la yegua tenga nada más que demostrar. Winx es ganadora de 28 carreras, 24 de esas victorias han sido consecutivas, y 17 de Grupo 1. Ha ganado tanto en pistas rápidas como pesadas y en distancias que van desde los 1.100 a los 2.200 metros. Además, lo ha hecho de todas las maneras posibles: handicaps, penalizada en peso, y hasta en pruebas a peso por edad”.

La decisión ha despertado todo tipo de reacciones a través de las redes sociales, desde los que la respaldan hasta los que comparándola con Black Caviar (Bel Sprit) -que sí se atrevió a viajar a Inglaterra y ganó en Royal Ascot- les acusan de no haber permitido a la yegua afrontar un reto que podría haberla elevado al nivel de ‘leyenda’.