Latin American Thoroughbred

EL DIARIO LATINOAMERICANO DE LAS CARRERAS

Raúl Mena encabeza la reducida ‘armada chilena’ en Norteamérica

Internacional / 27.03.2018

MENA

La historia del joven jinete chileno Raúl Mena (25) bien podría dar para hacer una película. El muchacho, en su país de origen, no tuvo muchas opciones de mostrar su talento. Al contrario, solía correr caballos de segunda línea e incluso estuvo a punto de morir en una rodada en el Valparaíso Sporting. Sin embargo, su vida cambió en 2015. Tras emparejarse con la jocketta brasileña Jacqueline Cabral, que también ejercía en Chile, ambos determinaron seguir el sueño americano y emprendieron rumbo a Estados Unidos, específicamente a Miami. La idea inicial era ejercer como galopadores, pero Mena, aprovechando su bajo peso, comenzó a correr paulatinamente en Gulfstream, logrando triunfos cada vez más seguidos y abriéndose paso en el mercado más competitivo del planeta.

A finales del año pasado, el jockey tomó otra decisión importante: con la llegada de la temporada grande a Gulfstream, Mena partió a Tampa, incentivado por su agente, Yamil Mayo. "Él es de allá y me comentó que era un hipódromo que podía servirme de trampolín para ir a otros recintos en el futuro", dijo el jinete, que ya cuenta con nueve victorias en lo que va de la temporada 2018, liderando a los fustas chilenos tanto en carreras como sumas ganadas.

"Es una linda sorpresa saber que en este momento soy el jinete chileno de mejores resultados en 2018. Estoy muy optimista, porque creo que puedo cerrar muy bien la temporada acá en Tampa, que finaliza en mayo", dice Mena, en diálogo con LAT. El jockey, eso sí, aspira a mucho más. "Acá, en Tampa, he tenido la suerte de compartir con entrenadores que vienen desde todo el país, entonces haces buenos contactos y existe la opción de correr en otros recintos. De todos modos, mi proyección es cerrar bien la temporada en Tampa, sumar varios triunfos y luego regresar a Miami en mayo", dice el látigo.

Desde el retiro de José Santos que Chile no ha tenido un fusta en la primera línea en Estados Unidos. Varios lo han intentado, como Héctor Berríos, Gonzalo Ulloa y Elías Toledo, pero ambos terminaron regresando al país. El último ‘top’ en intentarlo fue Óscar Ulloa, que está próximo a cumplir un año en Norteamérica, sintiendo el paso a un mercado en extremo competitivo y en el que las oportunidades escasean. Así y todo, este 2018 decidió quedarse en Gulfstream para la temporada grande, y a la fecha suma cuatro triunfos y US$ 104.000 en ganancias. Su hermano Andrés, que se había retirado por problemas con el peso en Chile, ejerció como galopador en Estados Unidos pero decidió darse una nueva oportunidad como jockey. A la fecha, suma cuatro triunfos en Tampa.

Por otro lado, Rodrigo Vergara, que completó excelentes campañas en Ohio los años 2013, 2014 y 2015, aún no suma victorias en este 2018, principalmente porque se radicó en Kentucky, estado más competitivo y en el que está por comenzar la temporada con mayor cantidad de competencias.

Para terminar, este jueves debuta en Gulfstream Park Jaime Medina, jinete ganador de estadísticas en Chile y que aprovechó sus vacaciones y los contactos con el entrenador Ángel Quiroz, también chileno, para correr algunos ejemplares en Miami, e ir tanteando terreno acerca de la opción de radicarse definitivamente en Estados Unidos. Esta es una estrategia similar a la que hizo el año pasado Jeremy Laprida, que también estuvo con Quiroz un par de semanas durante sus vacaciones. La opción de que Medina se radique en Norteamérica no es nueva, ya que hace un lustro se especuló con la posibilidad de que viajara a ese país contratado como jockey del Haras don Alberto, cuando recién comenzó sus operaciones en Estados Unidos, lo que finalmente no se concretó.