Latin American Thoroughbred

EL DIARIO LATINOAMERICANO DE LAS CARRERAS

Pineapple Pie salió de su box sin experiencia y volvió como ganadora clásica

Carreras / 26.03.2018

Pineapple-Pie

En un clásico con dos potrancas invictas, la única debutante fue la que mostró su fortaleza en los 1400 metros de césped de Gávea. Pineapple Pie (Wild Event) trepó en la recta final para adueñarse del Gran Premio Luiz Fernando Cirne Lima (G3), la carrera con la que el hipódromo de Río de Janeiro rinde homenaje al ex ministro de agricultura de Brasil, cuya pasión por las carreras la desplegó como criador, propietario y presidente del Jockey Club de Río Grande do Sul (entre 1998 y 2000), además de tener fuerte presencia en el turf uruguayo en los últimos años.

La novata escaló en la recta final desde el tercer puesto para pasar a ganar cerca del disco. Para entonces, la sorpresa estaba consumada: la yegua que había amanecido sin experiencia en las pistas se fue a dormir como ganadora clásica. Reservada del haras Doce Vale, Pineapple Pie sacó un cuerpo y un cuarto de ventaja al trasponer la meta, luego de haberle dado algo de trabajo a su jockey, Wesley Cardoso, para mantenerla derecha. Fue porque se distrajo en la definición buscando para adentro, en una actitud típica de una potranca que tiene mucho más por instruirse que lo ha aprendido hasta aquí.  

Su éxito impactó por ser debutante y porque en el lote había dos rivales que no conocían la derrota. Por eso, la mayoría de las miradas estaban puestas en Bay Ovar (Drosselmeyer), que de punta salió a buscar su tercera conquista, y en Breaking News (Gloria de Campeao), que corría en el fondo tras su estreno triunfal. Aquella, favorita, no solo cedió el liderazgo sino que perdió su duelo por el placé con Morena de Bagé (Agnes Gold), a la que había controlado casi todo el derecho. Y la otra no pudo hacer otra cosa que salir del fondo y dejar allí a Linda Demais (Shangai Bobby), que no logró ir más allá del tercer lugar en ninguna de las cuatro veces que compitió.