Latin American Thoroughbred

EL DIARIO LATINOAMERICANO DE LAS CARRERAS

Nicholas tuvo más cabeza

Carreras / 04.03.2018

Nicholas-10ma-(1)

El ranking de milleros sigue al rojo vivo. Así quedó tras el ajustado triunfo de Nicholas (Equal Stripes) sobre Víctor Security (Storm Atlantic) en el Clásico América (G2), al que venció por la cabeza en 1’34”82/100.

El ganador del Joaquín S. de Anchorena (G1) esta vez pudo más que el único ganador de dos G1 en la media distancia en 2017. De los 200 a la raya se batieron en un final apasionante y en el cierre el representante del stud Nosotros tuvo más cabeza que el del Tramo 20 y volvió a liderar el ranking de la media distancia tras su fracaso en el Bustillo (G2) del mes pasado.

“En esa carrera el caballo erró la suelta y ya no pudo recuperarse. Aquella vez la idea era que viniera no más lejos del cuarto puesto pero no se pudo dar y en la recta no tuvo la fuerza del Anchorena. Hoy, en cambio, salió todo como lo planeamos, Ortega lo corrió espectacular y se nos dio la victoria en el disco”, confió Enrique Martín Ferro, el hacedor del ejemplar criado por El Doguito.

Esta vez el que no las tuvo todas consigo fue Víctor Security. Largó algo frío y Pablo Carrizo no pudo desarrollar la misma estrategia que la última vez. De todos modos, enseguida se recuperó y vino siguiendo a El Atlántico (Stormy Atlantic) hasta el ingreso al derecho cuando dominó.

“Creo que perdió la carrera en la suelta”, dijo Pablo Sahagian aunque tanto el trainer como los allegados al ganador del Bustillo (G2) no dudaban en afirmar que el caballo había hecho otro carrerón.

En este último aspecto, coincidió con ellos Pablo Carrizo, aunque para él ese inconveniente no fue tan decisivo: “A lo mejor le vino un poco mejor por lo rápido que salió El Atlántico. Dominó bien pero esta vez nos tocó perder en el cabeceo. Creo que me ganaron bien”, señaló el jinete.

Y fue así, porque apenas pasó a ganar el hijo de Stormy Atlantic,  por fuera lo empezó a acosar Nicholas, que equilibró las cosas en los 150 y una cuadra más adelante inclinó levemente las cosas a su favor en el duelo entre los dos mejores milleros de la actualidad y también de la temporada pasada, en este caso junto a El Benicio (Hurricane Cat).

“Fue un final bárbaro. Creo que lo pude agarrar en los dos últimos saltos”, señaló Eduardo Ortega Pavón, que brilló sobre la montura del hijo de Equal Stripes. “El desarrollo le cayó bien, ya habíamos hablado con el entrenador que íbamos a venir más cerca y nos salió a la perfección. Creo que son dos buenos caballos y definirán el mejor millero del año. Espero que le toque al mío”.  

La misma ilusión tiene “Quique” Martín Ferro. “Ganamos el Anchorena y creo que eso puede inclinar la balanza para nosotros, pero la verdad es que son dos grandes caballos”, señaló el entrenador.

Y luego se refirió al futuro de su pupilo que por ahora es incierto. “En los próximos meses la actividad para los milleros se traslada a la arena de Palermo y ahí mi caballo no rinde tanto como en el césped. Vamos a definir qué hacemos en los próximos días. Ahora es tiempo de festejar”.

Fue la quinta victoria de Nicholas en 18 salidas a pista, tres de ellas logradas en el plano jerárquico y todas conseguidas en este escenario donde rinde a pleno. A los cuatro años  pasa por un gran momento y hoy por hoy volvió a liderar el ranking de milleros, aunque con leve ventaja sobre Víctor Security, otro pingo que merece pronta revancha.