Latin American Thoroughbred

EL DIARIO LATINOAMERICANO DE LAS CARRERAS

Lago en el Cielo demostró estar para grandes desafíos

Carreras / 01.03.2018

LAGO-EN-EL-CIELO---CLASICO-THOMSON-MATTEWS-(4)

Desde el comienzo de su campaña que el equipo de Lago en el Cielo (Scat Daddy) creía tener en sus manos a un potencial campeón. Sin embargo, una lesión en medio del proceso generacional lo obligó a estar varios meses en el dique seco. Luego, en su retorno a las canchas, solo fue comparsa en distintas pruebas previas a El Derby (G1).

Pero algo cambió con la disputa de la tercera etapa de la Triple Corona Nacional de Chile. Es que el pupilo de Oliverio Martínez rescató un sorpresivo cuarto puesto de Leitone (Dunkirk), pero perdiendo el segundo puesto encima de la meta a manos de Penn Rose (Dylan Thomas) y Galantemente (Henrythenavigator). Dicha presentación le valió ser nominado para representar a Chile en el Gran Premio Latinoamericano (G1), hecho que no se pudo concretar debido a la prohibición del ingreso de los caballos chilenos a Uruguay debido a un brote de fiebre equina.

Pero no hay mal que por bien no venga y este miércoles Lago en el Cielo coronó sus progresos al alcanzar el primer triunfo clásico de su campaña tras adjudicarse al galope el clásico Thompson Matthews (G3), corrido en el Valparaíso Sporting en el recorrido de 1.600 metros.

El ejemplar, que fue liderado por el promisorio jinete Felipe Henríquez, vino de los últimos viendo cómo Don Vitto (Lookin at Lucky), Vachicius (Stevie Wonderboy) y Oceanbenz (Ocean Terrace) comandaban las acciones. En la recta, Henríquez lo sacó hacia afuera y, apenas le mostró cancha libre, el ejemplar pasó de largo imponiéndose por un margen de dos cuerpos y medio sobre Margaret Marina (Henrythenavigator), mientras que los citados Don Vitto y Oceanbenz completaban la tabla.

Uno de los múltiples propietarios del ejemplar que defiende los colores del stud Los Pickles, Gonzalo de la Carrera, afirmó que "Lago en el Cielo es un caballo que ha madurado y por lo mismo viene en alza. Esta carrera la ganó muy bien y nos ilusiona de cara a su futuro. Para mí es un triunfo muy especial, pues en 1970 ganamos el mismo clásico con el caballo Cougar, el mejor de la historia de Chile. Yo era muy pequeño, pero lo recuerdo perfectamente".

El ganador, que fue presentado por el entrenador Oliverio Martínez, pagó un dividendo a ganador de $4,20 y cubrió la milla en un tiempo de 1m36s7/100.