Latin American Thoroughbred

EL DIARIO LATINOAMERICANO DE LAS CARRERAS

¡Feliz cumpleaños, Galileo!

Cría / 30.03.2018

galileo-king-george

¡El tiempo pasa volando cuando te diviertes! Galileo (Sadler's Wells) celebra este viernes su vigésimo cumpleaños. Y este fin de semana, el único de sus descendientes que puede ofrecerle un regalo para celebrarlo, es Idaho en el Shema Classic (G1). El sábado en Meydan, el propio hermano de Highland Reel intentará ganar su primer Grupo 1.

Si tiene éxito, se convertirá en el 71º ganador al más alto nivel del padrillo que ha cambiado el aspecto de la cría en el viejo continente. No es necesario ser Leonardo da Vinci -un genio producido en la Toscana...- para adivinar que a mitad de temporada, más o menos en la fecha en que Royal Ascot se llevará a cabo, Galileo estará por delante de su padre Sadler's Wells (Northern Dancer) quien dio 73. El récord mundial de Danehill (Danzig) - 89 Grupos1 - lo superará en 2020, con potros y potrancas nacidos en 2017. Desde 2008, cada generación de Galileo da un promedio de 6.5 ganadores de Grupo 1. Según las cifras, tendrá que esperar hasta 2023 para arrebatar otro récord a su padre, es decir, para ganar su decimoquinta estadística como padrillo. Ya tiene nueve. Sadler’s Wells logró su 14º título en 2004, con 23 años, con 17 generaciones en pista (incluyendo 2 años).

Un impacto aún más fuerte que las estadísticas.

Los números son muy útiles para aquellos que quieren entender la cría. Pero no son suficientes para explicar el impacto de un padrillo. Y podemos decir que Galileo ya ha superado a su padre, incluso cuando todavía tiene trabajo en algunos niveles. En el gran juego de la cría, uno debe considerar otros factores que los números por sí solos no pueden traducir. Danehill contó con doble producción en Europa y Australia. Entonces la producción de Galileo diseñada en la isla donde prevalecen la velocidad y la precocidad no estaba a la altura de su equivalente en Europa. Sadler's Wells surfeó en un período muy abierto, mientras que Galileo cayó en la guerra fría entre Coolmore y Godolphin. Una gran parte de las mejores yeguas estaba, por lo tanto, prohibida para él.

 

Aidan y su Galileo

Las estadísticas sugieren un detalle importante. Aidan O'Brien entrenó a 37 hijos de Galileo ganadores de Grupo 1. Y a esta cifra, debemos sumar Seville, Foundry y The United States que también se impusieron en pruebas del más alto nivel en Australia después de aprender el oficio en Ballydoyle. El preparador irlandés cuenta esta temporada con 118 productos de Galileo, 7 de los cuales son ganadores de Grupo 1. Entrenará 11 caballos adultos, así como 47 de 3 años. Entre los 2 años que ya pasaron a Ballydoyle, hemos encontrado, con la preciosa ayuda de www.aidanobrienfansite.com, 25 potras y 35 potros. Por lo tanto, hay un total de 60 ejemplares 2 años en manos de Aidan O'Brien, en una generación con 125 productos de Galileo.

 

Primera producción en 2003.

Los primeros productos de Galileo nacieron en 2003. ¡Fue hace quince años! Temporada tras temporada, hemos ido apreciando cambios. Inicialmente, no recibió mucho apoyo y su llegada al haras estuvo acompañada de cierto escepticismo. Pero Galileo demostró que podía producir en todos los nichos, y no solo en el caso de caballos que progresan en el tiempo para apuntar a carreras de más de 2.400 metros. Rápidamente se convirtió en padre de otros padres con New Approach y Teofilo. Al traer a sus yeguas ‘más rápidas’, Coolmore ha ampliado el rango de distancias en las que se ha distinguido su producción.

 

El turbo de Coolmore.

Como un perfecto jugador de equipo, Galileo hizo todos los deberes que Coolmore le propuso. Ha dado milleros como The Gurkha y Churchill, ha sido cruzado con yeguas muy viejas y jóvenes, con hijas de Danehill o Danehill Dancer (Danehill), pero también con las de Storm Cat (Storm Bird), un padrillo que no había disfrutado del mismo éxito en Europa que en los Estados Unidos. Coolmore ha reforzado su plantel de yeguas de cría después de la explosión de Galileo y este siempre ha cumplido con las expectativas.

 

Y en 20 años…

Nada sucede por casualidad en Coolmore. Esta semana se ha anunciado que Churchill viajará a Australia. La publicidad para el mercado australiano es muy clara: un hijo de Galileo con velocidad y sin Danehill en el pedigrí. Sabemos que allí es imposible encontrar reproductores libres de la sangre de Danehill. Dentro de veinte años nos resultará difícil encontrar un caballo sin la de Galileo. ¡ Felicidades papá!