Latin American Thoroughbred

EL DIARIO LATINOAMERICANO DE LAS CARRERAS

Victor Security cambió de estrategia y demolió a sus rivales

Carreras / 12.02.2018

VICTOR-SECURITY-(6)

Tiempo de revancha para Víctor Security (Stormy Atlantic), acaso el mejor millero del año pasado –ganó el Gran Premio Estrellas Mile (G1) y el Gran Premio San Isidro (G1)- pero que a la hora de consagrarse definitivamente, en el Anchorena (G1), no pudo responder a lo esperado.

“No había llegado bien esa vez, pero cuando él está en óptimas condiciones es muy difícil ganarle”, señaló Pablo Carrizo, el jinete que lo había guiado al triunfo en sus dos principales hazañas.

“Pero esta vez, si no estaba 10 puntos andaba cerca. Y como el entrenador me dio libertad para ponerlo adelante ante la falta de punteros, salí al frente y las cosas se fueron dando como esperábamos. Es un gran caballo y va a seguir siendo protagonista”, añadió el jinete.

Y la verdad es que la estrategia tramada por Pablo Sahagian dio el resultado esperado. El representante del stud Tramo 20 accionó en la delantera con parciales suaves en el inicio y cuando aceleró no tuvo problemas para alejarse de los que venían atrás que tuvieron que resignarse a pelear por el segundo lugar.

“Ayer (por el sábado) estuve estudiando la carrera y vi que no había punteros. Por eso decidí correrlo adelante, a diferencia de otras veces. Y estudié bien, nos salió perfecto el plan de carrera”, señaló el entrenador del héroe de la tarde y también de El Benicio, otro de los grandes milleros de la temporada pasada.

“La verdad que al Anchorena no había llegado del todo bien. Lo vi sudado en el paseo y tenía una tos que lo molestaba. Pero esta vez lo hizo de la mejor manera. Es un pingo y lo demostró ante los mismos rivales que le habían ganado en diciembre”, agregó Sahagian que se hizo cargo del caballo criado en La Pasión a mediados del año pasado y le cambió la cara.

Terminó siendo un monólogo de Víctor Security, que, al cabo de 1’34”87/100, puso en el disco 5 cuerpos  de ventaja sobre Indio Araucano (Interaction) y uno más sobre Sinan (Easing Along), los dos pupilos de Nicolás Gaitán menos creídos a priori que corrieron fenómeno.

El otro, El Atlántico (Stormy Atlantic), siguió al vencedor durante un buen trecho pero ya en el codo se veía que no era el de otras tardes y debió conformarse con llegar en el quinto lugar. Peor le fue a Nicholas (Equal Stripes), sexto a cabeza del anterior, que vino entre los de atrás y nunca pudo arrancar como en aquella tarde de gloria de diciembre.

Es que era el día de Victor Security, que bajo la tutela de su actual cuidador corrió cinco veces y ganó en tres ocasiones.  “Supongo que ahora vamos a correr el próximo clásico en la milla en este mismo escenario, aunque no descarto tirarme un tute en la arena, ni tampoco llevarlo a 2000 metros. Para mí llega bárbaro a esa distancia”, se ilusionó el “Turco”.