Latin American Thoroughbred

EL DIARIO LATINOAMERICANO DE LAS CARRERAS

Tato Key y Altair Domingos volvieron a lo grande

Carreras / 02.02.2018

9°-TATO-KEY-(5)

Festejo por partida doble hubo en la tarde platense. Por un lado Tato Key (Key Deputy)  reapareció con una victoria demoledora en el Clásico Emilio Casares (L – 1200 metros)  y por otro su jinete, Altair Domingos, se reencontró con la victoria y lo hizo a lo grande en un cotejo de jerarquía.

No le dio demasiado trabajo el héroe del Ciudad de La Plata (G2) al talentoso jinete, que lo dejó en el segundo lugar durante la primera mitad del recorrido en la que mandó My Little Freud (Freud) a un ritmo no demasiado vertiginoso (24”30/100 para los primeros 400).

Pero a partir de ese momento aceleró Jackman (Grand Reward), que pasó al segundo lugar y el trámite comenzó a ser más violento.  Recorrieron los primeros 800 en 46”39 y en la recta  el representante de El Alfalfar se desprendió sin problemas para arribar al disco con 8 cuerpos de ventaja sobre Titanic Day (Harlan’s Holiday), el otro ejemplar de 3 años del lote, que vino fuerte desde atrás y aprovechó el desgaste realizado por el defensor del Santa Elena que quedó tercero un cuerpo más atrás.

“Ganó muy bien, muy fácil. Yo lo había montado por última vez antes del accidente y la verdad que cuando lo empecé a trabajar de nuevo me encontré con un caballo que mejoró muchísimo con respecto al año pasado. La partida final había sido espectacular y por eso no me sorprendió el modo en que ganó”, señaló eufórico Altair Domingos.

Y con respecto a su vuelta a la victoria tras el duro momento que el tocó vivir en 2017, confió: “Estoy muy feliz. Fue una sensación diferente. Hasta el momento había corrido un par de caballos con chance y otros que no, y había estado cerca en una oportunidad. Pero hoy se me dio con un caballo al que le tengo mucho aprecio. Estoy muy contento”.

Y en cuanto a la posibilidad que el caballo vaya a la recta de Palermo, Domingos contó que “Hace rato le vengo diciendo a Diego (Peña) y a Alfredo (Camogli) que bajemos el caballo a las carreras de 1000 metros. Se va a tener que adaptar a correr en la recta, ya que siempre lo hizo de codo, pero yo creo que lo va a hacer rápidamente y va a ser uno de los mejores veloces allá también”.

Y por la forma en la que ganó en la tarde del jueves, todo parece indicar que Altair está en lo cierto. Tato Key sumó la décima victoria de su campaña de once presentaciones y lo hizo en 1’9”69/100, a tan sólo 35 centésimas del record de Try Twice. El achique de tiro no debería afectarlo y seguramente los festejos para la gente de El Alfalfar continuarán en las luces del centro.