Latin American Thoroughbred

EL DIARIO LATINOAMERICANO DE LAS CARRERAS

Lost Treasure hizo galope largo

Carreras / 13.02.2018

LOST-TREASURE-8va-(9)

La ausencia de Key Dance (Freud) le había dejado a Lost Treasure (City Banker) servido en bandeja el Clásico Espadaña, prueba principal de la jornada palermitana. Y la representante de El Gusy hizo lo que quiso con sus cuatro rivales y sumó la quinta victoria de su campaña, la tercera en el césped del Argentino, una cancha a la que no se adapta cualquier ejemplar.

Tras un breve dominio de Whoyouthinkyouare (Honour and Glory), la pupila de Daniel Etchehoury tomó la punta por los 1200, sacó ventajas en pleno codo y al pisar la recta se abrió a media cancha para imponer condiciones con la facilidad que se esperaba.

En el disco, la hija de City Banker puso 5 cuerpos de diferencia sobre La Gave (Emperor Richard), que dejó un cuerpo más atrás a Triaquidae (Archipenko)  al cabo de 1’21”76c, un muy buen registro para el trazado de pasto del circo céntrico.

“Cuando se borró la yegua de Udaondo, la carrera le quedó abierta y por eso con el entrenador decidimos venir cerca, ya que parecía ser una prueba muy accesible. Y así fue, vino fácil todo el recorrido y ganó muy bien en una cancha que agarró muy bien. Pasa por un muy buen momento y va a seguir siendo protagonista en este tipo de competencias”, señaló Adrián Giannetti, quien guió a la vencedora.

Luego el piloto explicó porque abrió a la yegua a media cancha al ingresar al derecho. “Es una pista extraña, por lo general siempre te quedan los palos libres porque nadie quiere correr por ese sector. Pocas veces ganan caballos por dentro en este trazado”, confió.

No por esperada, la victoria de Lost Treasure deja de ser importante. Ratificó su buen momento en una temporada que arrancó con un segundo puesto en la arena y siguió con un triunfo en el Clásico Frari, desarrollado en el mismo escenario de su nueva hazaña.

Se nota que le gusta esta cancha, donde ahora impuso condiciones casi de punta a punta pero antes lo había logrado gracias a una potente atropellada. Con una receta u otra seguirá siendo protagonista estelar en este tipo de cotejos y, por qué no, en otros de mayor envergadura.