Latin American Thoroughbred

EL DIARIO LATINOAMERICANO DE LAS CARRERAS

El Danzarín recuperó la atropellada ganadora

Carreras / 26.02.2018

el-danzarin---peru

Las yeguas se han convertido en una suerte de kriptonita para el brasileño El Danzarín (Dubai Dust), pero en los 1.100 metros del Clásico Perú (G3) no pudieron con él. El caballo recuperó la atropellada ganadora este domingo y le añadió coraje en el final cuando las dos hembras del lote lo invitaron a dar un plus llegando al disco de Maroñas. Medio cuerpo lo separó de la puntera Sub Princess (Subordination), con la brasileña Estrelita Mía (Benny the Bull) en el tercer lugar, a un cuerpo de la escolta.

Teniendo salud, el caballo puede seguir ganando este tipo de carreras. Es corredor, guapo y esta vez fue un final parejo, porque las yeguas no aflojaban”, describió William Mattos, que presentó al gran favorito en esta victoria número 15 en un total de 29 salidas. Criado por Duplo Ouro, la cabaña que conserva su propiedad, El Danzarín hizo toda su campaña en tierra uruguaya, formado por Ivo Pereira, actualmente suspendido.

Carlos Vigil ha sido el jinete en sus últimos diez intentos, de los cuales seis terminaron con éxito y en cotejos entre 1.000 y 1.200 metros se ha convertido en el socio de la mejor etapa del nieto materno del argentino Spring Halo (Southern Halo). El zaino ganó cinco de las seis pruebas que ha corrido desde agosto pasado y en ese lapso solamente cedió en el Gran Premio Maroñas (G2), el mes anterior, cuando quedó tercero detrás de Enjoy (Fund of Funds) y la brasileña Holy Legal (Holy Roman Emperor). Su derrota anterior también había sido ante la reina de la velocidad.

Esta vez, con punteras que hicieron el trámite a gusto, El Danzarín tuvo que arrimarse temprano y su aceleración se vio en mitad del derecho. Luego, fue el tiempo de conservar el lugar de privilegio poniéndose el overol, mientras Alevoso (Mr. Alleva) escalaba desde el fondo con una marcha más. Pero ya había llegado el final.