Latin American Thoroughbred

EL DIARIO LATINOAMERICANO DE LAS CARRERAS

As del Paraíso marcó territorio

Carreras / 28.02.2018

3°-AS-DEL-PARAISO-(7)

El cuarto duelo entre As del Paraíso (Angiolo) y Candy Cash (Señor Candy) tuvo el mismo desenlace que los anteriores en el hipódromo de La Plata. El representante del stud Destellos de Luna marcó territorio y volvió a relegarlo, aunque en esta oportunidad con mayor facilidad que las anteriores en una pista en la que se mantiene invicto. En el Clásico Criadores Argentinos del Sangre Pura de Carrera (L), el alazán se impuso por cuatro cuerpos y el desgaste inicial del puntero le costó el placé, que finalmente quedó en manos y patas de Crisostomo Key (Key Deputy), uno de los dos integrantes de la yunta de El Alfalfar.

Candy Cash mostró el pique habitual y estableció diferencias de salida, pero Walter Aguirre no estaba dispuesto a darle mucha ventaja con su conducido. Después de tomarse algunos segundos más para acelerar, As del Paraíso estaba al acecho del líder en pleno codo y casi perdonándole la vida al asomar al tiro recto. Enseguida lo salió a buscar y desde los 300 metros lo pasó de largo, desplegando toda su furia. Ante ellos, la yunta no logró funcionar como equipo, pero el menos experimentado del lote nunca se conformó con verlos desde lejos y en el final atrapó el segundo lugar.

Es muy ligero el otro y al principio le costó seguirlo, pero ya por los 600 metros me dijo Walter que lo tenía medido y no se quería apurar”, comentó a LAT el entrenador Jonatan Ramallo, feliz por el regreso a la victoria de su potrillo de más de 500 kilos, “no muy despegado del suelo, con forma de cuarto de milla”, como lo describe su orfebre.

La excursión a Palermo para el Guillermo Kemmis (G 3) quedó atrás. Sirvió de experiencia, más allá de perder el invicto “en un trazado en el que no estuvo cómodo, porque siempre había corrido con codo”, justifica el cuidador, que ahora reprograma el futuro de As del Paraíso, sin pensar en el Clásico Saturnino J. Unzué (G 2), del 10 de marzo en el Argentino. “No podemos arriesgarlo a que corra tres carreras en un mes, no hay margen, sería una locura. Por eso, la próxima va a ser en La Plata, en el (Clásico Agustín) Gambier, el 20 de marzo, y luego sí vamos a ver qué tiene en abril, teniendo como objetivo las Estrellas, si todo sale bien”, revela Ramallo.

Este cuarto triunfo en cinco salidas del caballo criado en el haras El Paraíso llegó con un bonus track. Por estar anotado en la serie Rocha de Plata, tuvo una recompensa adicional de 35.000 pesos (unos 1.735 dólares).