Latin American Thoroughbred

EL DIARIO LATINOAMERICANO DE LAS CARRERAS

Primer festejo jerárquico para El Animal

Carreras / 30.01.2018

EL-ANIMAL-(1)

En su primer intento en el pasto palermitano, El Animal (Emperor Richard) se dio el gusto de sumar su primer éxito jerárquico al quedarse con el Clásico Intendente Melchor Posse (L), disputado sobre 1200 metros.

Pese a sufrir un percance en la suelta, el pupilo de Elizabeth Cedeño logró ponerse pronto en carrera y al promediar el codo ya estaba en tercer lugar y con buena acción, gracias a la excelente tarea de su jinete, Matías Medina.

Pasó el segundo lugar a poco de pisar la recta y en los 300 quebró sin problemas  al agotado puntero Sunny Point (Orpen), que sintió el cansancio tras haberse disparado unos 400 o 500 metros durante el paseo preliminar.

En el disco, al que arribó tras 1m7”87/100 (a 42 centésimas del récord), el representante del stud San Lorenzo sacó una diferencia de tres cuerpos con respecto a su escolta Chalchalero Key (Key Deputy), que aventajó por el pescuezo al tercero, Doctor Taw (Tawqeet), ambos de buena carrera.

Y en cuarto lugar, a medio cuerpo del tercero, llegó Sunny Point, que sin ese percance en el paseo podría haber arribado a otro final. “Sintió el cansancio”, señaló Francisco Leandro Goncalves tras la carrera.

Pero esta vez toda la felicidad fue del equipo de El Animal, encabezado por su jinete Matías Medina de notable faena: “Por suerte el caballo ayudó y pudimos superar el problema de la suelta. Enseguida se acomodó y cuando entré a la recta sabía que ya no perdía. Pasó fácil y dominó bien”.

Y a la hora de analizar el futuro del caballo, opinó: “Creo que corre tanto en la arena como en el pasto, pero esta última superficie le gusta mucho. Me parece que debe seguir corriendo en este tiro o un poco más y en cualquier superficie. Se adapta bien a todas y es un caballito con futuro”.

Fue la tercera victoria del representante del Boca Paila, que había debutado ganando en el pasto de San Isidro y luego volvió a sumar en los 1100 del Bosque. Ahora pisó por primera vez el césped palermitano y dio una nueva muestra de su clase.

Y por lo expuesto seguirá brindándole satisfacciones a su gente.