Latin American Thoroughbred

EL DIARIO LATINOAMERICANO DE LAS CARRERAS

Met Day no se entrega y cantó las 20 en el césped palermitano

Carreras / 15.01.2018

MET-DAY

Pasados largamente los ocho años de edad, Met Day (Mutakddim) les sigue regalando alegrías a la gente del stud Arco Iris. El tiempo transcurre, pero el zaino no afloja y sigue acumulando éxitos en su brillante campaña como el que logró este domingo en el Clásico Buenos Aires (G3), disputado sobre la pista de césped del Hipódromo Argentino.

Fue la vigésima victoria de su campaña conseguida con la guapeza que lo ha caracterizado a lo largo de su trayecto por las principales pistas argentinas. Su palmarés es impresionante más allá de no haber podido imponerse en un cotejo de grado máximo.

En la milla del Buenos Aires, cotejo que ya había ganado en 2016, el pupilo de José Luis Palacios dio otra muestra de su clase. Vino siguiendo al puntero Hat Mario (Hat Trick) hasta los albores de la recta y allí fue a buscar la victoria de la mano de Pablo Carrizo, quien brilló en su montura.

Dominó pronto y luego contuvo sin mayores dificultades las atropelladas del tordillo Stivers (Lasting Approval) y de Garabito (Pure Prize), a los que finalmente superó por un cuerpo y medio y una cabeza más al cabo de 1 minutos 36 segundos y 59 centésimas para una pista que se encontraba húmeda.

“Ya no hay calificativos para este caballo, es un pingo. Ganar de la forma en que lo hizo a su edad es una proeza, tiene un gran corazón. Demostró lo que es, cuando lo exigí se desprendió fácil y terminó bien”, señaló Pablo Carrizo a LAT tras culminar su gran faena.

El jinete, quien hasta el momento es dueño absoluto de los clásicos palermitanos de esta naciente temporada,  agregó: “Quedó bien y eso era lo más importante para su gente. Ya es un caballo grande y lo que más quieren sus propietarios es que termine sanito. Y lo hizo, así que no me extrañaría que lo sigan corriendo”.

Finalmente, Carrizo, que ya había ganado un clásico en San isidro con el descendiente de Mutakddim, se refirió a las distintas recetas para correr al héroe de la jornada: “Para mí es un atropellador, pero hoy no había grandes punteros y por eso fui a buscar al caballo de Hugo Pérez temprano. Y Met Day es tan pingo que no tuvo problemas para definir”.