Latin American Thoroughbred

EL DIARIO LATINOAMERICANO DE LAS CARRERAS

Holly Woman volvió a su mejor nivel

Carreras / 28.01.2018

9na-HOLLY-WOMAN-(6)

Después de patinar en el kilómetro del Alzaga Unzué (G1), en el que llegó en medio del pelotón, Holly Woman (Tawqeet) recuperó su mejor nivel al imponerse en el Clásico General Francisco B. Bosch (G3) disputado sobre el kilómetro en el Hipódromo Argentino.

La pupila de Alberto Urruti salió rápido de gateras pero ante el ataque de Cumbia Loca (Valid Stripes) su jinete decidió contemplarla un poco aunque no alejarla demasiado de la lucha por la punta a la que también se sumó Crazy Party (Luhuk)

Así recorrieron la mayor parte del trayecto, mientras Tarde o Temprano (Freud) corría más alejada y abierta, después de largar algo fría.

En los 300 valían todos los gritos pero a dos cuadras de la línea de sentencia Holly Woman comenzó a equilibrar el trámite para sacar un pescuezo de diferencia sobre Cumbia Loca en los 100 metros decisivos.

Mientras, Gustavo Calvente no podía hacer atropellar limpia a Tarde y Temprano, debido a que Crazy Party se abrió en demasía, y perdió la chance de prenderse en la definición. Al menos su gente tuvo el consuelo de quedarse con el tercer puesto  al prosperar el reclamo del rojense contra William Pereyra.

“Salió adelante desde el vamos pero enseguida, cuando la de Falero fue a la punta, la contemplé un poco. Pero nunca dudé de la victoria. En los 200 la busqué y la yegua respondió, de a poco alcanzó y ganó bien”, señaló a LAT Wilson Moreyra, jinete de la ganadora.

“Es muy buena. Después de debutar aquí en un Encuentro Provincial nunca desentonó. Ya había ganado un Grupo 3 en el césped y un Grupo 2 en esta cancha. Y va a seguir siendo protagonista en las carreras de velocidad. Corre en todos lados”, agregó.

Fue la sexta victoria oficial de Holly Woman, que debería seguir siendo protagonista entre las de su sexo. Fue buena también la carrera de Cumbia Loca, que recién se entregó en los metros finales. Y un párrafo aparte para Tarde o Temprano, que merece una pronta revancha.