Latin American Thoroughbred

EL DIARIO LATINOAMERICANO DE LAS CARRERAS

El mundo a su pies

Cría / 03.01.2018

deep-impact-sire

Deep Impact, Galileo, Unbridled’s Song, Snitzel y Silvano han sido los padrillos que han regido el turf mundial en sus cinco continentes durante 2017. De todos ellos japonés e irlandés mantienen su pulso por ser reconocidos como el mejor de todos los tiempos; el primero no tiene rival en lo económico, al segundo le avalan las victorias en las carreras más prestigiosas del mundo.

Deep Impact (Sunday Silence) repite por sexto año consecutivo como líder de la estadística general de padrillos en Japón. La estrella nipona que presta servicio en Shadai Stallion Station cerró 2017 con 350 ganadores y ¥5.989.566.000 (53.3 millones de dólares) en premios. Eso sí, lejos de su récord personal de ¥7.494.078.000 (63.7 millones de dólares) establecido el año pasado y del de su padre Sunday Silence que ostenta la mejor marca mundial con ¥9.356.217 (83.4 millones de dólares). Este último fue campeón de la estadística general de padrillos en Japón durante 13 años consecutivos de 1995 a 2007 y en 2017 ha sumado su 12º título consecutivo en la clasificación de padrillos de yeguas madres.

La estadística general no ha sido la única en la que Deep Impact ha mantenido su hegemonía, el campeón ha sumado un nuevo entorchado, el séptimo, en la que se refiere a los dos años, donde ya terminó líder en 2010, 2011, 2012, 2013, 2014 y 2016. Tan sólo en 2015 se vio superado por Daiwa Major (Sunday Silence) que este año ha sido quinto.

Danon Premium, invicto en 3 salidas con 2 Grupos en su haber, ha sido su mejor dos años, mientras que Al Ain, ganador en abril de las 2.000 Guineas (G1) ha sido su hijo más destacado.

 

Otro que parece incuestionable, en este caso en el continente europeo, es Galileo (Sadler’s Wells). El emblema del imperio de Coolmore se ha apuntado su 9ª estadística con cerca de 20 millones de dólares en premios, mientras que Dubawi (Dubai Millennium), segundo clasificado, ha finalizado con 7 millones. Galileo domina igualmente las estadísticas de padrillos de dos y tres años, con Happily y Capri, respectivamente, como hijos más destacados.

12 de sus hijos ganaron Grupo 1 en 2017, entre ellos Highland Reel, el caballo europeo que más dinero ha ganado en premios de la historia y que se estrenará en el haras en 2018. Otro de los hijos de Galileo que pasa a ejercer como padrillo es Churchill, que se impuso en las 2.000 Guineas, tanto de Inglaterra como de Irlanda.

La supremacía de Galileo se trasladó también a las subastas, ya que una hija suya por Dank nacida en 2016 fue comprada por Godolphin en Tattersalls el pasado mes de octubre por 4 millones de guineas, aproximadamente 5.5 millones de dólares, estableciendo un nuevo récord mundial entre los yearlings.

 

Cuatro años y medio después de su muerte, Unbridled’s Song (Unbridled), se ha proclamado campeón por primera vez de la estadística general de padrillos en los Estados Unidos con 18.532.448 dólares en premios. Arrogate, perteneciente a la última generación que el padrillo de Taylor Made Stallions puso en la cancha ha sido el responsable de tal éxito. De hecho, sin la presencia del pupilo de Bob Baffert que acapara el 71.9% del total de los premios, Unbridled’s Song habría ocupado la 44ª posición de la estadística.

Con una desventaja de 3 millones respecto al líder se ha ubicado en la 2ª plaza el argentino Candy Ride (Ride The Rails), el mejor entre los padrillos en activo que ha tenido en Gun Runner a su mejor hijo. El último ganador de la Breeders’ Cup Classic ha aportado el 45.1% de las ganancias al padrillo criado en el haras Abolengo.

 

A sus 15 años, Snitzel (Redoute's Choice) que presta servicio en Arrowfield Stud stallion ha sido el claro dominador del turf australiano igualando el récord de Danehill con el mayor número de Stakes ganados por sus hijos en un año (26) e imponiéndose tanto en la categoría general con cerca de 13 millones de dólares en premios, como en la reservada para los padres de productos de dos años, en esta última produjo 8 ganadores de Stakes.

Redzel, vencedor en la primera edición de The Everest, la carrera disputada en césped con mayor dotación del mundo, ha sido su hijo más destacado.

 

Por último, el alemán Silvano (Lomitas), ha superado por segundo año consecutivo a los locales Captain Al (Al Mufti) y Dynasty (Fort Wood) en la clasificación general de padrillos en Sudáfrica, repitiéndose la foto de 2016.

Silvano, el primer caballo alemán en ganar un Grupo 1 en América (Arlington Million) tiene como productos más destacados a Marinaresco, caballo del año 2016 en Sudáfrica, y que recientemente ganó el Vodacom Durban July (G1), y a Nightingale, última ganadora del Majorca Stakes, también G1.