Latin American Thoroughbred

EL DIARIO LATINOAMERICANO DE LAS CARRERAS

Los potrillos afrontan un desenlace apasionante

Carreras / 14.12.2017

Rio-Mio

Pinta linda la final del Clásico Precoces 2015, este jueves en el hipódromo de La Plata. Cinco ganadores y sus escoltas en las clasificatorias del 14 de noviembre vuelven a coincidir en 800 metros un mes después, esta vez todos compartiendo pista.

Lo que aquella vez resultó positivo, por sumar dos victorias en la misma jornada, ahora resulta un arma de doble filo para Osvaldo Alderete, que volverá a apilarse en A Buen Tiempo (Angiolo), por su compromiso con el entrenador Marcelo Sueldo aunque haya vencido más fácil y en mejor registro con Río Mio (Compasivo Cat). Uno derrotó por dos cuerpos y medio a Zer Modus (Aliwen) y el otro lo hizo por cinco sobre Teen Seattle (Seattle Fitz), que dos semanas después repitió el placé, a sólo tres cuartos de cuerpo, en su viaje a Palermo.

No lo vi ganar, pero noto que es buena monta y como Alderete no podía correrlo, me lo ofrecieron. Así que voy a ir a La Plata”, asegura Pablo Falero, tentado por el entrenador Lázaro Godetti y la caballeriza Doña Rosa, de Concepción del Uruguay, para reemplazarlo. Pensaron en grande, como la fe que se tienen.

Otro hijo de Compasivo Cat también resolvió la eliminatoria por cinco cuerpos y llegará desde el interior de la provincia para defender su invicto. Se trata de Por ti Volveré, un representante de Tandil vencedor de Seattle Guess (Seattle Fitz), que está en el medio donde lo prepara Humberto Benesperi y donde su hermana materna Who is Who (Harlan’s Holiday) obtuvo un clásico selectivo este año.

Y otro descendiente de Angiolo que venció por dos cuerpos y medio, como para sumarse al juego de las casualidades, resulta As del Paraíso, el único de los diez potrillos que supera los 500 kilos. Para Candy Cash (Señor Candy), su escolta, la posibilidad de acortar diferencias y dar pelea pasan por el hecho de las expectativas con él eran las más elevadas aquella tarde del debut y ya vendrá menos perdido al repetir el viaje desde Mar del Plata.

E incluso del final con menos margen entre primero y segundo hay esperanzas que no se cierran. Porque Rod S Key (Key Deputy) aspira a emular a su propio hermano Tato Key, y ha demostrado tener velocidad para ello, pero Spending Limit (Sebi Halo) es de lo que mejor pinta en el stud S. de B. Lo confirma Francisco Arreguy, su joven jinete: “Perdió el otro día, pero porque la suelta no nos favoreció. Es un potrillo al que le tenemos un gran concepto pero le falta hacerse. Igual llega bien y, aunque sabemos que la carrera es bravísima, le tenemos fe porque tiene para adelantar”.