Latin American Thoroughbred

EL DIARIO LATINOAMERICANO DE LAS CARRERAS

Lencelot hizo el viaje sin problemas y se volvió con otra victoria

Carreras / 20.12.2017

5°-LENCELOT-(2)

Como si estuviera obligado a ganar el Clásico Oswado Aranha (L), Lencelot (Sidney’s Candy) dominó cada uno de los 1600 metros que afrontó este martes en el hipódromo de La Plata. El caballo del stud La Frontera asomó su muserola blanca adelante desde que abrieron las gateras y manejó la carrera a gusto de Luciano Cabrera, el jinete de sus últimas cuatro conquistas. “Se dejó llevar cómodo, sin que lo exigiera demasiado”, sintetizó el muchacho de Lincoln.

La cosecha casi perfecta en sus viajes al Sur indica que ganó cuatro de las cinco veces que fue llevado y que perdió por la cabeza en el primero de sus viajes, cuando llevaba cuatro meses de inactividad. Esta vez, en horas complicadas para trasladarse desde San Isidro a la capital bonaerense por el clima social, las cosas salieron impecables. Y el resultado para el ejemplar de La Frontera resultó óptimo. “A las 9 lo embarcamos y no tuvo problemas para viajar”, aseguró su entrenador, Carly Etchechoury.

Aunque el alazán tal vez ni lo percibió, el camión que lo llevó se encontró con lluvias en el camino, pero la pista estaba normal al ser recibido allá por Diego Rossi, el colega que le tendió una mano para la presentación. “Se lo agradezco porque iba a ir y se me complicó. La verdad es que todo anduvo bien, respondió como esperábamos y estamos contentos”, agregó Etchechoury, que ya tiene en carpeta los próximos pasos de su pupilo.

La idea es seguir corriendo en La Plata y en la milla. Lo vamos a llevar otra vez en enero, para el Latinoamérica y luego veremos qué sucederá más adelante”, informa Carly. La cita, de Grupo 3, será el sábado 20, en un mes.

La mayor resistencia la encontró en los otros dos caballos que fueron llevados desde San Isidro, ambos al cuidado de la familia Gaitán: el norteamericano Epic Forum (Malibu Moon) lo presionó y el tordillo Bravo Ignacio (Mutakddim) tomó la posta desde la curva, aunque sin lograr ponerlo en aprietos. Sobre este último puso una distancia de un cuerpo y medio en el disco, sin apretar el acelerador, y el importado quedó tercero, a seis largos más.

Honor a Team (Include) mejoró su imagen de su gestión anterior, pero sin ser ni la sombra del potrillo que se mantuvo invicto en sus dos primeros compromisos en San Isidro y Palermo. Y Azora (El Corredor) cruzó última a 16 cuerpos, pero con 40.000 pesos (unos 2275 dólares) en caja, como para saldar varios meses de pensión.