Latin American Thoroughbred

EL DIARIO LATINOAMERICANO DE LAS CARRERAS

Frazier le dio el golpe a Giant Steps donde más le duele

Carreras / 30.12.2017

FRAZIER-ayacucho

A tres semanas de haber definido un handicap, el brasileño Frazier (Wild Event) se cobró desquite por idéntica diferencia de Giant Steps (Not for Sale) en los mismos 2500 metros de arena de Palermo, pero la revancha le valió un triunfo de Grupo 3.  En el Clásico Ayacucho, el reservado del haras Rio Dois Irmaos lo atrapó en el final y lo derrotó por el pescuezo.

Cambió el orden al cruzar el disco, pero también los protagonistas en las riendas de ambos ejemplares que eclipsaron a los otros cuatro competidores, al punto que Cósmico Romano (Cosmic), el tercero, terminó a 18 cuerpos. Osvaldo Alderete tomó el lugar de Juan Cruz Villagra en el escurridizo puntero de la prueba y Adrián Giannetti se puso el traje de José Da Silva en su regreso a la silla del caballo al que había debutado en marzo de 2016.

Me acuerdo de aquel día. Era una mole que no la podías ni empujar, apenas largó se asustó y no podía seguir la carrera. Ahora me encontré con otro caballo; aunque sigue siendo pesado, te hace trabajar mucho”, apunta Giannetti. Con esa experiencia y el antecedente del último enfrentamiento, para esta ocasión había un plan concreto: “Me salió todo como esperaba. Si lo pescaba quería que fuera cerca del disco. Tenía intención de atropellarlo igual que lo había hecho Da Silva la otra vez, pero más abierto”.

Cuando Frazier llegó a emparejar a Giant Steps llegaron algunos roces. “Me da primero él, al abirirse, y yo no me quedé atrás”, admitió el jinete, sonriente. La clave, no obstante, había estado en la última curva. Lo admite Giannetti: “El de adelante es un caballo ágil, te saca de ritmo. En un momento nos habíamos acercado, pero Alderete lo movió y se fue otra vez. Entonces, no me apuré y dejé que el mío fuera arrimándose de a poco, para no quedarme sin resto para el final”.

Entrenado por Carlos Daniel Etchechoury, Frazier fue importado a los 2 años y desarrolló toda su campaña en la Argentina, donde lleva cuatro victorias, incluido los dos clásicos que ha corrido, ambos en Palermo.