Latin American Thoroughbred

EL DIARIO LATINOAMERICANO DE LAS CARRERAS

Emeline ganó el clásico que tanto buscó y ahora tendrá descanso

Carreras / 16.12.2017

8va-15-12-17-(2)

A la luz del resultado, hubo una buena decisión al pasar por alto la Copa de Plata y alistarla en los 1400 metros del Clásico República Oriental del Uruguay (G3) a Emeline (Catcher in the Rye). La yegua reservada por el haras Vacación quedó en un recorrido en el que se siente más cómoda y atrapó su primer triunfo de jerarquía luego de acumular seis segundos seguidos en pruebas clásicas entre abril y noviembre. El césped de Palermo fue el escenario y Señora Ensalzada (Don Incauto) resultó la que más pudo arrimársele, para terminar como escolta desde dos cuerpos, sin llevarle peligro. Pablo Falero tuvo la situación bajo control en todo momento.

Dice Juan Carlos Etchechoury (h.), entrenador de la ganadora: “Se merecía un triunfo clásico después de tantos arrimes y esta carrera era más accesible que la Copa de Plata, desde luego. En la última, que no corrió bien, me parece que puede haber sentido la reiteración de esfuerzos, porque tuvo dos en siete días. Pero también creo que ese trazado de La Plata, con la recta corta, no la favorece. Le tocó venir por dentro, medio enredada”. Y compara: “Esta vez también vino por adentro Emeline, pero Pablo enseguida la sacó al entrar al derecho y le dio libertad”. La idea con ella es que durante enero y febrero descanse, que se mantenga ajena a los calores.

Ausente Fiesta Dorada (Jump Start) –“estuvo con unas líneas de temperatura y hubo que medicarla”, explicó su entrenador, Carlos Daniel Etchechoury–, Bali Dancer (Stratham) asumió el rol de puntera, pero en mitad de la recta se entregó sin poner mucha oposición. De todos modos, conservó el tercer lugar en el disco, por delante de Gloria Vision (Pollard’s Vision) y una desconocida Terms Holiday (Harlan’s Holiday), que careció de velocidad y potencia.

Con la reservada de Firmamento, a Etchechoury le tocó ver el lado de la derrota en la misma prueba. “Perdió furia. Ella arrancó el año temprano, ganó el (Saturnino J.) Unzué y después estuvo corriendo bien algunas carreras. Esta vez no la vi cómoda. Creo que está para un descanso y ya se lo comenté a (Juan Carlos) Bagó”, retrató Carly.

Emeline cierra su segunda temporada en las pistas con un balance de cuatro victorias, todas en Palermo, y tres de ellas en el año que para la zaina ya es historia.