Latin American Thoroughbred

EL DIARIO LATINOAMERICANO DE LAS CARRERAS

Con Puerto Escondido sobran opciones y falta la decisión

Carreras / 22.12.2017

pellegrini4

Tan fresca está la victoria de Puerto Escondido (Hurricane Cat) en el Gran Premio Carlos Pellegrini (G 1) como la ansiedad por conocer cuál será su futuro. Las versiones son muchas, pero en concreto todavía están deshojando la margarita en el stud Facundido.

Todavía no sabemos bien qué vamos a hacer. El caballo quedó bien y sale a galopar, pero no hay un plan todavía”, asegura Pablo Sahagian, entrenador del caballo por el que en estas horas han surgido incluso nuevas ofertas. Una de ellas, por ejemplo, tiene el objetivo de que un jeque árabe lo compre para hacerlo correr en Dubai a fines de marzo. En eso coincide con el deseo de uno de los socios, Alejandro Vázquez, el entrenador de básquetbol del club Platense que sueña con ver sus colores en la Dubai Sheema Classic (G 1), la carrera sobre 2410 metros de césped que está prevista para el 31 de ese mes, con una bolsa de premios de 5 millones de dólares.

Claro que para eso habría que concretar una ingeniería. “Habría que ir con tiempo. Yo no puedo viajar y quedarme, así que en tal caso irían mi hijo, el capataz y el peón. Es algo que entusiasma, pero no se puede improvisar”, piensa El Turco.

Por el tono de sus palabras, parece que viera más factible la posibilidad de reflotar la idea de llevar a Puerto Escondido a competir a los Estados Unidos. “Andaría bien en las carreras de pasto de allá”, evalúa. En algún momento, hasta se pensó que su hermano paterno El Benicio también forme parte del viaje, con el objetivo puesto en distintas versiones de la Breeders’ Cup. Para este último ítem hay matices. “El Latino de Maroñas no lo descarto. Estamos invitados por San Isidro y me gusta la idea. Él trabaja muy bien en la arena, por lo que el cambio de cancha no me hace dudar”, sostiene Sahagian, que antes de la cita de Uruguay tiene la opción del Gran Premio Miguel A. Martínez de Hoz (G 1), la prueba que este año marcó su primer éxito, y después, el Gran Premio 25 de Mayo (G 1), con clasificación directa a la Breeders’ Cup Turf (G 1), programada para el 2 y 3 de noviembre en Churchill Downs.

Ahora estamos disfrutando. Nos vamos a juntar y decidiremos lo que mejor sea para el caballo”, asegura Pablo, que el martes cumplió con el ritual de montar al caballo en la partida, en el Campo 2 de San Isidro, “como cada vez que gana” y todavía sigue “pidiendo disculpas por hablar tanto del caballo y del Pellegrini”. Es que aún no cae. La dimensión de lo logrado la dará el tiempo, como siempre.