Latin American Thoroughbred

EL DIARIO LATINOAMERICANO DE LAS CARRERAS

Cascanueces sueña con el Oaks y Belmont Stakes

Internacional / 22.12.2017

Cascanueces

Aunque aún descansa en Kentucky, Florida será el destino final de la invicta en Perú Cascanueces (Smart Strike) que en tan sólo 3 salidas se hizo con la victoria en la Polla de Potrancas y el Enrique Ayulo Pardo, ambas Grupo 1. Allí aguarda Todd Pletcher, que será el nuevo entrenador de la campeona y con el que Willy Saba, uno de sus propietarios, sueña en grande. “Queremos correr las Oaks, ese es el plan.

Un plan que, en un principio, no incluía al 7 veces entrenador del Año en Estados Unidos, 4 de ellas de manera consecutiva. “Pletcher figuraba en la nómina, pero había mucha cercanía con Chad Brown. Fue el propio Todd, a través de Ramón Dominguez (jockey) el que nos pidió entrenarla al ver los videos de la yegua” explica ilusionado haciendo mención a su potencia y aceleración, inusitada para una potranca que sólo tiene 2 años.

Era tal la superioridad de Cascanueces en Perú que ni siquiera corrió con el descargo correspondiente cuando se enfrentó a las 3 años “el jinete nunca le descargó los kilos porque preferimos que no se bajase de peso, debió haber corrido con 52 y lo hizo con 54.4”.

El jockey al que se refiere es Martín Chuan, socio de la potranca en las 3 carreras que ganó y en los entrenamientos por la mañana, y que afirma no haber montado en su vida un caballo como ella. Ambos, Saba y Chuan, tienen además un elemento con el que comparar: Antonina (Awesome Twist), una yegua placé de Grupo 1 en Perú y que se está batiendo el cobre en carreras de 50 y 60 mil dólares, un escalón por debajo de los clásicos norteamericanos. “Antonina es un BMW, pero Cascanueces es un Lamborgini”.

Caminos paralelos los que Cascanueces y Martín Chuan, que en marzo podría emigrar igualmente al norte. “Si se clasifica, el latinoamericano va a ser la cereza de la torta para él, ya no da para un año más en Perú. Tiene 22 y el sueño americano. Si se da la oportunidad que Martín esté allá demostrando su valía, ya puede venir Dettori que yo prefiero, sin ninguna duda, que la corra Martín”

Willy Saba sueña en voz alta, lo hace despierto y aunque advierte que puede parecer una locura, nos confiesa algo que aún no había dicho publicamente. “Mi meta como propietario es ganar el Belmont, porque yo creo que lo que le sobra es fondo a la yegua. Sacrificaría si fuera necesario las Oaks por llegar bien al Belmont” y apostilla para los incrédulos “Para Pletcher, la yegua está para correr en las grandes ligas”.

No son los únicos que han visto en Cascanueces un diamante bruto por pulir, ya que han sido muchas las ofertas que han rechazado. “Mucha gente se interesó por ella, grandes propietarios norteamericanos, japoneses, irlandeses, árabes… Pero mi socio y yo nunca quisimos vender, por eso decidimos llevarla a Estados Unidos”. Las ofertas no solo fueron por la potranca admite. “También quisieron comprarnos a su madre, pero dijimos que no estaba en venta”.

De hecho, para Almudena (Silver Planet), la madre de Cascanueces barajan una lista de candidatos que va desde Candy Ride o Medaglia d’Oro hasta Curlin, pasando por Pioneer Of the Nail. “Se le han abierto muchas puertas a la madre que visitará a uno de ellos este año”.

Un año, 2018, en el que toda latinoamérica seguirá detenidamente la evolución de esta potranca superlativa que compartirá stud en los próximos días, entre otros, con el argentino Hi Happy (Pure Prize), otra de las nuevas incorporaciones al Team Pletcher.