Latin American Thoroughbred

EL DIARIO LATINOAMERICANO DE LAS CARRERAS

Antonio Marsiglia definió que Old Bunch irá a Maroñas sin escalas

Carreras / 05.12.2017

Marsiglia-Hapsa

El entrenador Antonio Marsiglia confirmó que su caballo Old Bunch (Not for Sale) volverá a dar pasada en 2400 metros en la pista principal del hipódromo de Palermo y reaparecerá directamente en el Gran Premio José Pedro Ramírez (G 1), del 6 de enero en Maroñas. “Prefiero que llegue bien preparado y descansado, antes que arriesgarlo en una carrera de menor categoría. Sobre todo porque su dueño y yo, que somos uruguayos, queremos correr allá el día de Reyes”, explicó el entrenador, que había anticipado a LAT sobre esta posibilidad en una nota publicada hace la semana anterior.

Old Bunch corrió por última vez el 22 de octubre de 2016, cuando se impuso en el Clásico Vicente Luis Casares (G 2-2500m) porteño, y desde entonces ha ido vareando de a poco en pos de dejar atrás “dolores en las entre cuerdas” hasta que se logró intensificar el entrenamiento. En un momento, el cuidador barajó la posibilidad de reprisarlo el sábado 9 de este mes, en el Clásico Gobierno de la Ciudad (L-1800 metros), pero lo descartó luego de una corrida de 2m33s en la que quedaron “muy conformes” tanto él como Pablo Falero, el jinete que también irá a montarlo a Uruguay.

Desde la reapertura de Maroñas sólo una vez pude llevar un caballo mío y fue uno que viajó con poca chance, más por ganas nuestras que porque tuviera posibilidades”, repasa, sin recordar el nombre del ejemplar en cuestión. Sí, en cambio, siente que estuvo involucrado en la victoria del brasileño Mr. Nedawi (Nedawi) en la cita principal del escenario que en 2003 recobró vida. “Estaba en mi stud, era bueno, un caballo hecho; ayudamos con la preparación y sentimos que también fue un poco nuestro”, señala, a los 73 años y a casi siete de ese impacto.

Ahora, el 26 de diciembre cruzará el Río de la Plata con un caballo argentino, en pos de su segunda victoria en el historial de la prueba. “Lo gané en 1991. El caballo se llamaba Mercenario, un hijo de Cipayo”, apunta, con la curiosidad de que había sido criado en praderas uruguayas por el haras Don Alfredo, tras adquirir en la Argentina a la madre –Stall Girl (Stallwood) – preñada por uno de los padrillos del momento.

Aquella tarde del gran triunfo, el potrillo del stud Caracas, que había sido el mejor a los 2 años y arrimó en todas las pruebas de la Triple Corona, tuvo el coraje que demuestra Antonio para emprender cada desafío. Y esta vez estará asociado a Falero, al que desde la etapa anterior del Ramírez se le viene negando un triunfo que logró dos veces en el antiguo Maroñas, con los uruguayos Chapulín (Chasqueado) y Galicio (Abel). Luego, ambos profesionales se radicaron en la Argentina y esa parte de la historia es más conocida. Old Bunch es el nexo para volver a intentar ser profetas en su tierra.